Logo La República

Jueves, 21 de octubre de 2021



ÚLTIMA HORA


El Debate Ambiental-Animal de las elecciones 2022

Redacción La República redaccion@larepublica.net | Jueves 16 septiembre, 2021 10:01 am

Juan Carlos Peralta, presidente ABAAnimal. Cortesía/La República.
Juan Carlos Peralta, presidente ABAAnimal. Cortesía/La República.


Juan Carlos Peralta

Presidente

ABAAnimal

Nosotros con un grupo de organizaciones no gubernamentales, estamos promoviendo un debate ambiental-animal programado para el 5 de enero del 2022, al que invitaremos a algunos candidatos presidenciales, para que presenten y defiendan sus propuestas en relación al ambiente como motor para el progreso de Costa Rica, incluidas las políticas de protección del medio ambiente, desarrollo en armonía con el ambiente y respeto a toda forma de vida.

En estos momentos, los señores candidatos a la Presidencia de la República para el periodo 2022-2026, tienen a sus equipos de campaña elaborando, o en la mayoría de los casos refrescando, sus programas de gobierno.

Lea más: Un 82% de los costarricenses considera que el gobierno debe atender el cambio climático de forma urgente

Vemos cómo muchos políticos mantienen viejas propuestas que no se han logrado cristalizar en los últimos 40 años, y utópicamente pretenden cambiar con ellas los rumbos del país.

Algunos programas vienen desde la administración Monge, con su “volvamos a la tierra”, y otras propuestas no cumplidas, como generación de empleos, construcción de viviendas, mejoras al sistema educativo, mejoras a la red vial, disminución de la desigualdad social, mejoras a la seguridad ciudadana, etc…, todas las cuales han fracasado en el pasado.

Lea más: Carlos Alvarado pide a países desarrollados “hacer su parte” para reducir huella de carbono

El hecho es que la desigualdad social aumenta día a día, y por ende, todo lo demás va en retroceso.

Costa Rica ha logrado avanzar gracias a la empresa privada y al empeño de los costarricenses emprendedores que no dejan de luchar por mejorar su calidad de vida, a pesar de las trabas, obstáculos y cargas que les ponen los gobiernos.

Con el correr de los años nos transformamos de un país agrícola a un país industrializado que vive una revolución tecnológica, pero la realidad es que el turismo ambiental ha sido la mayor fuente de ingresos de nuestra economía en los últimos años, y son miles los extranjeros que vienen a disfrutar las maravillas naturales que ofrece nuestro país gracias a sus paisajes y a la variedad de nuestra biodiversidad.

Hasta el 2019, el turismo representó más de $4 mil millones de ingresos al año, que son los que han venido sacando adelante a Costa Rica, y ahora que se ha restringido en tiempos de pandemia, se estima que el nuevo concepto de turismo nómada tecnológico podría aportar hasta $1 mil millones al año.

Si a esto sumamos que además el país ha venido cambiando deuda por oxígeno, podemos afirmar que la riqueza de nuestro país está invertida en la naturaleza y es la forma más redituable de obtener divisas.

Por esta razón la protección del ambiente como motor para el desarrollo de nuestro país debe ser el norte de todos los partidos, aunque a muchos de los políticos tradicionales no les guste, porque para ellos es más fácil proponer extracción de petróleo, gas natural y agua para mono-cultivos, explotación minera, pesca de arrastre, aleteo de tiburones, construcción de infraestructura como el canal seco que impacta las áreas protegidas e interrumpe los pasos de fauna, explotación de la vida silvestre, saqueo de los parque nacionales y destrucción de áreas silvestres protegidas para dar paso a áreas de cultivo, y más.

Todos estos proyectos mal llamados “de desarrollo” son regresivos, van a destruir nuestra riqueza y nunca permitirán al país alcanzar el desarrollo ni mejorar el nivel de vida de los costarricenses, tal y como la historia lo demuestra.

Los ticos no podemos darnos el lujo de hacer una mala elección en estos momentos de crisis mundial, no podemos permitir que los malos políticos, con su visión obtusa y cortoplacista, maten la gallina de los huevos de oro, ya que después de tomarnos el caldo no nos va a quedar nada para subsistir.


NOTAS RELACIONADAS







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.