Logo La República

Lunes, 21 de octubre de 2019



NOTA DE TANO


El camino a Catar es muy sencillo, y con Ronald se puede transitar

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 02 octubre, 2019

Ronald González asume las riendas de la Tricolor. Eitan Abramovich-AFP/La República

Ronald González suma en su carrera profesional la mayoría de las credenciales que pedía la Comisión Técnica de la Federación de Fútbol para recomendarle al Ejecutivo el mejor perfil de técnico de la Selección Nacional.

Su nombramiento es acertado por diferentes razones, en el entendido de que en el mercado, tanto nacional como internacional, probablemente se presentaron candidaturas de mayor renombre que, por ahora, no ameritaban que el Ejecutivo se arriesgara en nueva aventura con rostro desconocido.

El camino de la Selección Nacional hacia el Mundial de Catar es demasiado fácil, sencillo y casi que regalado por doña FIFA, como lo hemos comentado en Notas anteriores, de manera que con el “Carasucia”, sobra y basta para buscar el máximo objetivo: la presencia de la Tricolor en su sexta Copa del Mundo.

Lea más: Ronald González convocó siete futbolistas Sub-20 a la gira por Asia

Ronald González, además de sus credenciales como técnico de fútbol, donde se combina un éxito monumental como el cuarto lugar que logró en el Mundial de Egipto, con la Sub 20, con el estrepitoso fracaso que dibujó al no poder salvar del descenso al Uruguay de Coronado, cuando tenía todo el entorno a su favor, es una persona repleta de valores, algo que lo convierte en un “cincuentón” honesto, responsable, muy educado, con buena prensa; en fin, un tipo que vale la pena, que no suma anticuerpos y que puede manejar y controlar un ambiente tranquilo alrededor del equipo de todos.

No todo en la carrera y trayectoria de un técnico de fútbol debe ser fútbol; se deben agregar atestados personales, comportamientos y conductas que ayuden a que el trabajo de ese entrenador y sus relaciones con el entorno que rodea a una Selección Nacional sean las adecuadas y las mejores.

Lea más: Rónald González no quería hacer el ridículo ante México y cumplió promesa

La primera tarea que le pedimos públicamente a don Ronald es que rompa de tajo las secuelas y las réplicas que arrastra nuestro seleccionado desde Brasil 14 y que tanto perjudicaron en Rusia 18.

A lo interno del grupo, funciona un liderazgo negativo de tres de las principales figuras del equipo, nada conveniente para la armonía del seleccionado y las relaciones externas.

González debe tener la personalidad y la entereza para romper esa réplica negativa que arrastra la Tricolor desde Brasil 14, de manera que a lo interno del equipo se parta de cero, todos iguales, hombres y no nombres y que siempre jueguen los que están en mejores condiciones hoy y no los que fueron los mejores ayer.

[email protected]





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.