Educación técnica es menospreciada
Enviar
Educación técnica es menospreciada
Graduó a 31 mil personas el INA el año pasado

¿Cuando y cómo nace el INA?
El Instituto Nacional de Aprendizaje nació en 1965 durante el gobierno de Francisco J. Orlich, mediante la Ley 3506, que buscaba educar a miles de jóvenes de la clase obrera que carecían de recursos, además de impulsar el desarrollo económico, mediante un incipiente proceso de industrialización.

¿Qué servicios ofrece?

Ofrecemos certificaciones en más de mil programas en 12 sectores: agropecuario, comercio y servicios, mecánica de vehículos, metalmecánica, turismo, tecnología de materiales; industria gráfica, textil, alimentaria; náutico pesquero, procesos artesanales y electricidad.


¿A qué sector de la población está dirigido?

Brindamos educación técnica a quienes quieran vincularse al sector productivo nacional para conseguir un trabajo.
Nuestros cursos son gratuitos y proveemos a nuestros estudiantes los uniformes y herramientas necesarias para su preparación.
Los que necesitan un apoyo adicional para alimentación o transporte, pueden optar por nuestros programas de becas, que este año tiene un presupuesto de ¢3 mil millones.

¿Cuánto tiempo toma estudiar en el INA?

Completar un núcleo toma de año y medio a dos. Dependiendo de eso, el título será de operario calificado, técnico o técnico especializado. Ya estamos trabajando en una cuarta categoría que serán los supertécnicos y que se encargarán de temas como aeronáutica e industria espacial.

¿Cómo ajustan su oferta a la demanda laboral?

Ya casi todo es educación técnica de punta, debido a que los sectores productivos se encuentran influenciados por la globalización y las tecnologías de la información. Todo se ha transformado: la enseñanza de la electricidad pasó de apagadores y enchufes a la electrónica mediante circuitos.
Los vehículos ya no tienen carburador, son inyectados, entonces la mecánica se convirtió en autotrónica, ya que todos los carros son manejados por computadora.

¿Se menosprecia la educación técnica?

Existe una cultura nacional de considerar inferior a la educación técnica y uno cae en esa rutina; sin embargo, siempre vamos a ocupar técnicos junto a los universitarios.
Todos saben que el INA existe, pero es menospreciado. Queremos que nuestros hijos vayan a la universidad, pero nadie piensa que puede haber buenos puestos técnicos.

¿Cómo ve al INA dentro de diez años?

En la misma ruta de Costa Rica, hacia la sociedad del conocimiento, produciendo chips y elementos electrónicos.
Algo similar a lo que sucede con Singapur, Corea del Sur, Dinamarca, Noruega y Alemania, donde el 70% de los colegiales va al sector técnico.

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios