Donald Trump fue estafado una vez en México y sigue enojado
Enviar

Donald Trump fue estafado una vez en México y sigue enojado


Donald Trump tiene un problema con México. No, no ése –uno de $12 millones relacionado con el concurso Miss Universo 2007.
Detrás de los titulares relacionados con los ataques verbales que lanzó Trump contra México hay una disputa legal entre el candidato presidencial multimillonario y dos empresarios mexicanos. Trump dice que le deben millones del concurso de belleza de hace ocho años.
La disputa se perdió en medio del alboroto a ambos lados de la frontera cuando en su discurso de lanzamiento de campaña el 16 de junio Trump –primero magnate de los bienes raíces, luego estrella de Reality TV y ahora candidato presidencial- acusó a los mexicanos de traer las drogas y el delito a los Estados Unidos. Nadie ha sugerido que fueron sus problemas de dinero en México los que provocaron dichos comentarios.
Pero el lío judicial llevó a Trump a jurar no hacer negocios con el país entero, a calificar de corrupto a su sistema judicial y sugerir la construcción de un muro impenetrable para evitar que los mexicanos estafen a los Estados Unidos.
“Los acusados han logrado utilizar un sistema judicial y gubernamental corrupto para postergar y estancar el cumplimiento de su obligación con la organización de Miss Universo. Es una vergüenza que estos pocos individuos tengan un efecto tan negativo sobre un país y la reputación de un país”, dijo Michael Cohen, abogado especial de Trump, en un correo electrónico.
La reputación de Trump al sur de la frontera también recibió un golpe. El ministro del Interior, Miguel Ángel Osorio Chong, condenó sus comentarios sobre los inmigrantes mexicanos como “prejuiciosos y absurdos”. La semana pasada, circularon fotos en la Web de un negocio en el norte de México que realizaba piñatas con la imagen de Trump.
El jueves, Univision Communications Inc., la emisora estadounidense más grande en idioma español, que es en parte propiedad de Grupo Televisa SAB con sede en Ciudad de México, canceló su transmisión del concurso Miss Estados Unidos, también una propiedad de Trump.
Posteriormente, Trump emitió un comunicado diciendo que “tengo muchos buenos amigos mexicanos”. En lo que a Univision respecta, dijo a CNN que presentaría una demanda en caso de cualquier violación de contrato por “cantidades enormes de dinero”.
No debería sorprender que hacer negocios en México implique ciertos riesgos. El país latinoamericano ocupa el cuarto puesto empezando por el final entre los países del Grupo de los 20 en el índice de corrupción de Transparencia Internacional.
Trump lo experimentó en carne propia, según sus abogados. Dicen que el empresario Pedro Rodríguez, dueño de Grupo Promotor MU México, firmó un convenio por $6,5 millones de para organizar el concurso Miss Universo en 2006. Trump es propietario de Miss Universo conjuntamente con NBC Universal de Comcast Corp., que desautorizó sus comentarios sobre la inmigración.
Rodríguez pagó $1 millón de anticipo. Como garantía por el resto, acordó crear un fideicomiso que contenía 26 propiedades pertenecientes a un segundo hombre de negocios, Rodolfo Rosas, según Omar Guerrero, socio con sede en México de Hogan Lovells, que representa a Trump. Una vez terminado el espectáculo, se negaron a pagar el saldo, y fue imposible reclamar la garantía.
En realidad, los activos nunca fueron aportados al fideicomiso, según los abogados de Trump

dpa

Ver comentarios