Enviar

PRODUCCIÓN

Documental desenmascara mentiras de la comida "light"

201405082210140.m9.jpg
Después de 30 años dando noticias sobre el incremento de la obesidad en Estados Unidos, la presentadora de televisión Katie Couric decidió dar un paso más en su lucha por la buena alimentación y produjo el revelador documental "Fed Up", sobre las mentiras que se esconden bajo la etiqueta de "light".
Apoyada por la productora Laurie David, responsable de "An Inconvenient Truth", el documental ganador del Óscar que produjo el exvicepresidente Al Gore, y en la sagaz dirección e investigación de Stephanie Soechtig, Couric quiso derribar varios mitos alimentarios y dejar de culpar a la gula o la vagancia del ciudadano.
"Eso era lo más importante. No estamos señalando a la gente, diciendo 'qué vergüenza' o 'es tu culpa porque no eres disciplinado'. Estamos señalando el engaño de que, aun cuando creemos estar haciendo lo correcto por alimentarnos bien, no lo estamos haciendo", explicó en una entrevista con Efe la presentadora de la cadena ABC, quien también ha trabajado para CBS y NBC.
Según Laurie David, "hay muchos mitos sobre el comer sano y las dietas. Uno va al supermercado y ve productos que rezan 'natural', 'bueno para la salud', con 'fibra'. Y todo eso está lleno de azúcares. La gente sabe que un donut o un helado tienen azúcar, pero no son conscientes de que también hay mucha azúcar en algunos aliños de ensalada, por ejemplo", asegura.
A causa de la obsesión por reducir la grasa —entre 1980 y el año 2000, los gimnasios se multiplicaron por dos en Estados Unidos— las empresas de alimentos potenciaron la presencia de azúcares añadidos en sus productos, de manera que hoy en día un 80% los contiene, sin que haya una ley que obligue a explicar en qué cantidad.
"Fed Up", que fue presentada en el Festival de Sundance y que hoy llega a las carteleras estadounidenses, comienza a estudiar la evolución de la obesidad y la diabetes desde que en 1981 el presidente Ronald Reagan redujo en $1.460 millones el presupuesto para la alimentación en las escuelas, abriendo la puerta a convenios con cadenas de comida rápida como McDonald's o Pizza Hut en los comedores escolares.

Nueva York / EFE

Ver comentarios