Logo La República

Lunes, 9 de diciembre de 2019



ÚLTIMA HORA


Doce fincas ganaderas nacionales se adaptan al cambio climático

Jeffry Garza [email protected] | Lunes 11 noviembre, 2019 10:03 am

Vacas pastando en el campo
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


Como parte del Programa Adapta2+, de la Estrategia para la Ganadería Baja en Carbono, 12 fincas ganaderas de las zonas de Pacayas, Tucurrique, Coronado y Turrialba realizaron acciones para mitigar el cambio climático como parte de su producción.

La iniciativa nació con el fin de que los finqueros utilicen el biol (bioabono) que se produce en sus fincas no solo como medida de adaptación al cambio climático, sino que lo empleen como abono para la producción de forrajes, de manera que esto ayude a la reducción de la dependencia de productos ajenos a las fincas.

Lea más: Lecheros quieren que su ganado dependa menos de alimentos concentrados

El bioabono ayuda en términos de adaptación climática debido a que aumenta la capacidad de retención e infiltración del agua en los suelos, disminuyéndose, a su vez, la escorrentía y erosión, explicó Carolina Reyes, oficial de Proyectos de Fundecooperación.

Además, este bioabono funciona para la producción de forrajes; de esa

manera, los ganaderos pueden hacer sus fincas más rentables, reducir sus costos, y no depender de los concentrados, que para muchos pueden representar entre un 50% y un 60% de su presupuesto.

Lea más: Nuevo suplemento mejoraría rendimiento del ganado

Se estima que estas fincas aumentaron su rentabilidad en un 16% gracias al uso de biol.

La ejecución del proyecto estuvo a cargo del Ministerio de Agricultura y Ganadería, en alianza con el Centro Agrícola Cantonal de Coronado y Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible, que cuenta con financiamiento del Fondo de Adaptación de las Naciones Unidas para su programa de ganadería.


NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.