Enviar
Djokovic sufre y protesta

El serbio Novak Djokovic, defensor del título, sufrió ante el español Daniel Gimeno-Traver en su debut en la pista azul del Masters 1.000 de Madrid, que mañana albergará un duelo complicado para el suizo Roger Federer ante el cañonero canadiense Milos Raonic.
Ningún ganador de las 11 ediciones del torneo de Madrid ha logrado repetir al año siguiente. Djokovic inició el camino hacia ese objetivo con una trabajada victoria ante Gimeno-Traver, 137 del ranking, por 6-2, 2-6 y 6-3.
El serbio, que como Rafael Nadal está descontento con la última innovación del Masters 1.000 de la Caja Mágica, explotó al final en su conferencia de prensa y clamó por la vuelta a la tierra roja tradicional.
“A nadie nos gusta”, dijo Djokovic tras advertir que había hablado con jugadores y jugadoras sobre la pista azul. “Hoy no tengo palabras para describir cómo estaba la pista. O me pongo las botas de fútbol o invito a Chuck Norris a jugar aquí”, ironizó.
Djokovic tuvo motivos más que suficientes para aumentar sus críticas. Casi dio con sus huesos en la tierra azul en el primer juego del partido y volvió a resbalar en el tercer set, con evidente peligro de su integridad. Se le vio inseguro, desconcentrado en algunos momentos, perdido y dirigiéndose a su banquillo buscando apoyo.
Si Djokovic sufrió en su debut, algo similar le puede suceder hoy a Roger Federer ante Milos Raonic, que disparó 16 saques directos para doblegar al argentino David Nalbandian, finalista en 2004 y campeón en 2007, por 6-4 y 6-4.

Madrid/EFE

Ver comentarios