Disputa llena de incertidumbre el futuro del canopy
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

Una disputa legal mantiene en vilo a los operadores nacionales de canopy, ya que existe incertidumbre alrededor de una patente que pretende cobrar Darren Hreniuk, empresario canadiense que tuvo por varios años el permiso de explotación de esta práctica a nivel local.

Hreniuk exige un “royalty” de $10 por cada turista nacional que utiliza un canopy, y de $15 para foráneos. La Cámara Nacional de Turismo (Canatur) considera que el cobro es excesivo y asegura que tiene los argumentos legales para evitar que sus afiliados paguen algún honorario al canadiense.

Incluso Canatur recomendó el 1° de junio a sus afiliados no contactar a Hreniuk para negociar términos sobre dicho “royalty”.

Un día antes, el Tribunal Contencioso Administrativo determinó que la patente del canopy debería regresar a Hreniuk.

El canadiense dio tiempo a los operadores hasta el 21 de junio para acercarse y negociar un precio justo por la renovación de la patente, entre otros beneficios como capacitaciones y mantenimiento del canopy.

Sin embargo, el Registro Nacional de la Propiedad entregó ayer a Canatur una certificación que indicaba que la patente de Hreniuk está anulada y que caducó el 20 de octubre de 2010.

Dicha anulación hace improcedente cualquier cobro o cierre de negocio por incumplimiento de la patente.

Jorge Marín, abogado de Hreniuk, aseguró que buscan la reactivación de la patente, y que si el Registro la notificó como anulada, es porque no ha sido notificado por la Procuraduría General de la República de la sentencia que reivindica el permiso de explotación.

Dicha patente tendría vigencia hasta octubre de 2018, según Marín.

“El Registro no debería actuar de oficio, necesita una orden expresa de un juez que le obligue a reactivar dicha patente”, dijo por su parte Isabel Vargas, presidenta de Canatur.

La intención de Hreniuk es llegar a arreglos y evitar cierres de negocio por incumplimiento de patentes; sin embargo, las seis empresas que se acercaron a negociar fueron disuadidas por el llamado de Canatur.

Canatur sostendrá hoy una conferencia de prensa en la que brindará detalles sobre la legalidad de la patente y el camino que deben seguir sus afiliados ante las exigencias de Hreniuk.

El empresario tiene derechos de explotación sobre la invención del canopy en Estados Unidos, Jamaica, Bahamas, Chile y México.

Posiciones enfrentadas

La resolución del Tribunal Contencioso Administrativo que ordenó devolver la patente a Darren Hreniuk, inventor del canopy, ha provocado un enfrentamiento entre la Cámara Nacional de Turismo y el empresario canadiense. A continuación una cronología del conflicto:

31 de mayo
Tribunal Contencioso Administrativo ordena devolver la patente a Darren Hreniuk

1° de junio
Cámara Nacional de Turismo aconseja a sus afiliados no negociar con Hreniuk

9 de junio
Hreniuk invita a operadores a negociar con él para obtener la patente, incluso ofreciendo capacitaciones

21 de junio
Vence el plazo establecido por Hreniuk para negociar por las patentes

28 de junio
Canatur recibe notificación de que patente se encuentra anulada en el Registro Nacional de la Propiedad



Ver comentarios