Dinero para Plan de Desarrollo sin definir
Enviar
Al menos seis meses tardará el inicio de los programas en la estrategia nacional por no estar en el presupuesto
Dinero para Plan de Desarrollo sin definir
Planes sobre la pobreza, desempleo y seguridad ciudadana serán los mismos que se venían aplicando en el gobierno de Oscar Arias

El presupuesto de 2011 no responderá en el mediano plazo a los programas englobados en la estrategia nacional de desarrollo.
El problema es que existe una desvinculación entre los gastos presupuestados y el Plan Nacional de Desarrollo, este último presentado en diciembre.
Y es que el plan sería el hilo conductor del trabajo a desarrollar en los próximos cuatro años. Seguridad ciudadana, competitividad, bienestar social y ambiente son los cuatro pilares sobre los cuales se articuló la estrategia para el país, pero sin estar claramente definido de dónde se sacarán los recursos difícilmente se concreten a cabalidad.

Debido a esa desavenencia, le corresponderá a Fernando Herrero, ministro de Hacienda, replantear y revaluar los gastos proyectados para este año contra las metas de desarrollo planteadas, para que se puedan cumplir en los plazos establecidos.
De momento, para alivianar la situación, los distintos ministerios intentarán seguir aplicando los planes trazados en el llamado Plan de Gobierno o Agenda 2010-2014.
Entre ellos se contemplan las ayudas para programas tales como Avancemos, las Redes de Cuido, el apoyo a la educación superior y la creación de nuevas plazas en el sistema de seguridad.
Cabe señalar que algunas de las iniciativas presupuestadas son acciones que se venían realizando como parte del plan de desarrollo trazado por la administración Arias Sánchez.
Para sectores como el industrial es preocupante que algunos temas que estarían a cargo de los ministerios sufrieran algún retraso por dicha desvinculación.
“Sería preocupante que acciones relacionadas por ejemplo con la defensa comercial, como son los casos de dumping, se vieran afectadas por no llenarse las plazas requeridas”, apuntó Martha Castillo, vicepresidenta de la Cámara de Industrias.
Igual preocupa a los empresarios, el inicio de nueva infraestructura, porque para ellos es importante para que el país no siga perdiendo competitividad.
Sin embargo, en temas como el energético y capacitación técnica consideran que no habrá problema por estar la ejecución a cargo de instituciones descentralizadas.
A esta situación se sumaría otro señalamiento hecho por el ente contralor, en el sentido de que para evitar un mayor déficit fiscal se deben aplicar medidas de austeridad en el gasto.
Para lo cual, el Gobierno anunció que se empezaría a aplicar este año un plan para el control del gasto y mejorar la recaudación.
Dentro de las acciones de austeridad busca hacer un recorte por el orden de ¢40 mil millones. Pero, si los ajustes para homologar las metas nacionales con las prioridades del presupuesto implican incrementar los gastos para cumplir con los programas sociales orientados a disminuir las tasas de pobreza extrema o de desempleo, o para fortalecer las medidas de seguridad, entre otras, eso implicaría un mayor déficit o acudir a más deuda.
Y es que de acuerdo con las estimaciones, el déficit fiscal podría rondar en 2011 en un 5%, de no aplicarse medidas de contención de los gastos.
Ya el Gobierno, el pasado año, había anunciado hacer una inversión solo en obra pública por una cantidad de $6 mil millones.
Además, también en 2010 contrató más personal y recalificó salarios, lo que tendrá un efecto expansivo sobre los gastos por los consecutivos aumentos salariales de ley, pagos de viáticos y en algunos casos pagos por gasolina.

Gabriela Masís
[email protected]


Ver comentarios