Logo La República

Sábado, 19 de septiembre de 2020



ÚLTIMA HORA


Diferencias con Panamá escalan a la Organización Mundial de Comercio y mandatarios

Ronny Gudiño [email protected] | Martes 11 agosto, 2020 05:45 pm

Carne sin cocinar
Conflicto empezó tras el vencimiento de contratos de algunas empresas exportadoras. Shutterstock/La República


El bloqueo panameño al ingreso de una serie de productos costarricenses, en su mayoría carnes y lácteos, lleva la discusión al plano de la Organización Mundial de Comercio y a mandatarios de ambas naciones.

Nuestro país lo notificó ante el organismo defendiendo que el Reglamento Centroamericano que establece la obligación de permitir el comercio cuando la renovación de la habilitación se haya requerido con 90 días antes de su vencimiento.

Esto ya que Costa Rica no entregó a tiempo la documentación requerida por Panamá para continuar con el proceso de renovación de sus permisos sanitarios, según los panameños.

Lea más: Gobierno corre para solucionar problema en exportaciones hacia Panamá

Mientras que en una carta, la Corporación Ganadera de nuestro país niega que eso sea cierto, al mismo tiempo que se quejan de que esto afectará directa e indirectamente a muchos trabajadores relacionados al sector.

Por su parte, conversaciones entre Carlos Alvarado y su contraparte panameña, Laurentino Cortizo, comenzaron, según el medio La Prensa de Panamá.

No obstante, esto ha desnudado resentimientos de años, puesto que desde el Consejo Nacional de la Empresa Privada reclaman que desde hace años existen desbalances, pues han intentado el ingreso al mercado costarricense con variedad de productos agropecuarios, sin obtener resultados sustanciales en su justo derecho de intercambio comercial.

Aunque sí instan a una mesa de diálogo, reportó La Estrella de Panamá.

Lea más: Primer semestre de exportaciones ticas presenta una caída de $109 millones con respecto al 2019

A lo que se suma la Unión Nacional de Productores Agropecuarios de Panamá.

Quienes afirman que,a nuestro país se le permite que si identifica un animal con brucelosis (un tipo de infección), se puede inyectar para controlar la enfermedad y que no se prolongue el contagio al resto de los animales, mientras que, en fincas panameñas, sí deben poner en cuarentena el ganado y sacrificar a los animales enfermos.



NOTAS RELACIONADAS






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.