Enviar
Proyecto de ley se dictaminaría la semana entrante
Deuda subordinada acelera trámite de aprobación

Carlos Jesús Mora
[email protected]

La expectativa es que en no más de dos semanas entre a regir y los bancos estatales puedan contar con un instrumento financiero con el que hasta el momento solo cuentan los bancos privados.
El proyecto de ley que pretende que los bancos públicos puedan percibir mayores recursos mediante la suscripción de contratos de crédito subordinado o realizar emisiones de deuda subordinada ya empezó su trámite en el Congreso.
El buen ambiente que tiene la iniciativa en la comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea permitiría que la semana entrante quede dictaminada y empiece su discusión en el Plenario.
Las deudas subordinadas se caracterizan porque su preferencia de cobro es posterior a la de los acreedores comunes en el caso de que el deudor empiece a incumplir sus obligaciones.
De acuerdo con la prelación de pagos, los titulares de deuda subordinada se sitúan muy atrás en la fila, luego de pagados todos los acreedores comunes.
Esta modalidad comprende entonces todas aquellas obligaciones de la entidad en las cuales los acreedores acuerdan, mediante pacto expreso, que en caso de liquidación de la misma renuncian a todo derecho de preferencia y aceptan que el pago de sus recursos se efectúe luego de canceladas las deudas a todos los demás acreedores no subordinados.
Por estas operaciones de riesgo los inversores obtienen tasas preferenciales y en caso de una eventual quiebra de algunas de estas entidades bancarias el Estado costarricense no asume ningún tipo de responsabilidad.
Actualmente en el país solo la banca privada cuenta con este instrumento financiero.
Este proyecto es considerado por los banqueros como una medida paralela a la capitalización bancaria del año anterior, mediante la cual los bancos Nacional, Costa Rica y Popular recibieron $117,5 millones.



Ver comentarios