Desempleo taladra piso del 9% y da respiro al gobierno
Enviar

El gobierno recibió buenas noticias en medio de las discusiones sobre la delicada situación de las finanzas públicas y los subsidios eléctricos, que le permiten pasar este fin de semana con un poco más de calma.

La tasa de desempleo se colocó en el 8,5% durante el segundo trimestre del año, la más baja desde 2013, y la tercera menor desde que se empezó a publicar la Encuesta Continua de Empleo en 2010.

Se trata de 193 mil personas que buscan empleo y no encuentran, una rebaja considerable respecto a las 207 mil del trimestre anterior y a las 203 mil del mismo trimestre de 2016.

“Este segundo trimestre hubo dinamismo, se movió el mercado y generó absorción de empleo”, afirmó María Luz Sanarrusia, coordinadora de la Encuesta Continua de Empleo del INEC.

La afirmación no es en vano.

La reducción del desempleo vino por dos vías, por un lado una disminución de la población desempleada, por el otro el aumento de los ocupados (hay que tener en cuenta que la cantidad de gente que ingresa al mercado aumenta año tras año).

Así, entre abril y junio la población ocupada se incrementó en 125 mil personas respecto al mismo periodo de 2016, mientras que los desempleados disminuyeron en 9,4 mil individuos.

Las razones para esto se pueden encontrar en que mientras el desempleo se mantuvo estable, hubo sectores que crearon empleo, sobre todo en el comercio.

“El comercio creció, mostrándose como el motor de la economía, tanto al por mayor como al por menor, y una buena parte fue impulsado por los trabajadores independientes”, agregó la coordinadora.

La ocupación en este sector aumentó un 9,3%, que se tradujo en casi 35 mil nuevos puestos.

El otro gran creador de empleo fue el sector de enseñanza y salud, donde se crearon 29 mil empleos, que significaron un incremento del 15,6% interanual.

El podio lo completó la industria, con 19 mil empleos nuevos.

Los hoteles y restaurantes aportaron 17 mil empleos, probablemente impulsados por el crecimiento del turismo en el país.

Los sectores agrícola, ganadero y pesquero aportaron 15 mil empleos, un crecimiento del 6,4%.

Otro de los sectores que aportaron a la reducción del desempleo fue el transporte y almacenamiento, donde los ocupados se incrementaron en 6 mil personas.

“Hubo movimientos considerables en el sector de transporte y almacenamiento que contribuyeron a la reducción del desempleo, tanto de mercancías como de personas”, señaló Sanarrusia.

Respecto al transporte de mercancías podría relacionarse al desempeño exportador, que en junio alcanzó la meta exportadora planteada por el gobierno.

En cuanto al transporte de pasajeros, si bien no hay datos publicados, una opción es pensar en el efecto de Uber en la economía, donde cada vez son más las personas que lo utilizan como salida laboral, sea a tiempo completo o part time.

Sin embargo, no todos los sectores generaron empleo.

El sector de intermediación financiera y seguros tuvo una caída en la ocupación, que fue de casi 9 mil personas, pasando de 48 mil personas a 39 mil.

Por su parte la construcción sufrió la retracción de casi 8 mil empleos, mientras que la categoría “otros” tuvo una disminución de 5 mil puestos.

En términos de género, tanto el desempleo femenino como el masculino tuvieron rebajas significativas.

Para las mujeres el desempleo pasó del 11,2% al 10,6%, mientras que para los hombres pasó del 8,3% al 7,2%.

Ver comentarios