Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NACIONALES


Ciertas calidades de arroz, mariscos y carnes pagarían un 13% de IVA

Depurar canasta básica golpearía bolsillo de clase media-alta

Los cambios se incluyen en el proyecto fiscal que se discute en el Congreso

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong [email protected] | Jueves 12 julio, 2018

German Morales, abogado tributario de Grant Thornton.
"Depurar la canasta básica es un duro golpe a las personas que consumen productos de calidad y sofisticados", aseguró German Morales, abogado tributario de Grant Thornton. Esteban Monge/La República.


La intención del Ministerio de Hacienda de depurar la canasta básica golpeará el bolsillo de los costarricenses de clase media-alta, ya que muchos productos considerados de mayor calidad pasarán de no pagar impuestos a cancelar un 13%.

Entre ellos sobresalen, por ejemplo, el arroz para paella, algunos crustáceos o moluscos frescos (los enlatados y envasados están gravados), los cangrejos, las almejas y los calamares, así como ciertos cortes de carne.

La medida la planteó Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, al defender ante los diputados el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que eliminaría las exoneraciones actuales y diseñaría una canasta básica tributaria más reducida.

En la actualidad, más de 200 productos de la canasta básica no pagan impuestos; sin embargo, se piensa sacar de esa lista los que consumen las personas de más altos ingresos.

El Gobierno crearía una comisión entre los ministerios de Hacienda y de Economía para desagregar la canasta básica y la decisión para la selección de los productos no debería ser subjetiva.

“Lo más recomendado es que se analice el consumo del 20% de la población más pobre y que se determine mediante un estudio detallado, con criterio técnico y así se puedan sacar estos productos de la lista”, aseguró Alan Saborío, socio director de Deloitte.

Esta no es la primera vez que se hace una depuración de la lista. En la administración de Laura Chinchilla ya se habían sacado alimentos como el lomo de cerdo y de res, el atún y el salmón en filete.

“Eso es un duro golpe para la economía de las personas que consumen productos de mayor calidad y sofisticados, pero protege al 20% de la población que es pobre (300 mil familias) y es por eso que el impuesto de valor agregado es progresivo, debido a que cobra al que más tiene”, aseguró German Morales, abogado tributario de Grant Thornton.

Es necesario explicar que los productos que queden en la lista de la canasta tributaria pagarán un 2%.

El Ministerio de Hacienda cobrará un 2% también para los insumos y servicios necesarios para la producción.

Por este motivo, eliminaría las exenciones de maquinaria agrícola, al alimento para los animales, la compra de empaque y embalaje.

“La mejora en la recaudación no vendría del 2% que se cobre de más, sino porque la reforma fiscal propiciaría un mejor control de cumplimiento por parte para el Ministerio de Hacienda, ya que aplicaría la cadena del impuesto al gravarse con la misma tasa las materias primas necesarias para producir los artículos de la canasta básica y el cobro no llegaría hasta el consumidor final”, aseguró Luis Chacón, socio de Impuestos de BLP.

Cuando se comenzó a discutir ese proyecto, la industria alimentaria calculó que la canasta básica subiría de un 4% a un 8%; sin embargo, en este momento, reconocen que tienen dudas sobre el impacto que dicha medida tendría en la economía.

“Tenemos muchas dudas sobre lo que se escribió en el texto sustitutivo, ya que no sabemos si todos los insumos están exonerados o solo los agrícolas ni cómo quedará depurada la canasta básica”, aseguró Mario Montero, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria.

El Ministerio de Hacienda se comprometió con los artículos transitorios del proyecto de ley a presupuestar el monto necesario para compensar el efecto en la pobreza que se genere, el cual se destinará a programas de atención.


Cambios que se incorporaron


-2% de impuesto que se cobrará artículos definidos en la canasta básica tributaria

-2% de impuesto a los servicios e insumos necesarios para la producción

-13% que se cobrará a los productos definidos técnicamente como de lujo









NOTAS RELACIONADAS