Enviar
Pero Gobierno deja listos proyectos para reducir faltante a la mitad
Déficit vuelve a incrementar deuda de ticos
Hacienda prevé incipiente recuperación y asegura que entregará finanzas fuertes al gobierno de Chinchilla

El déficit fiscal genera como consecuencia una creciente deuda interna y externa. Así la historia vuelve a repetirse.
El faltante del año anterior ya hizo crecer para este año en un 3% el endeudamiento del Gobierno con respecto al valor de la producción (PIB).
Por otro lado para 2010 el presupuesto nacional arrastra un déficit (¢810 mil millones) equivalente a un 4,9% del PIB. El compromiso de las autoridades económicas con el Fondo Monetario Internacional es reducirlo un punto porcentual, y eso es algo que está en veremos.
En enero el país incrementó el déficit financiero un 44% con respecto a enero del año anterior, que se dio por alzas en las remuneraciones y en transferencias y una gran parte por el pago de los salarios escolares.
A pesar de este panorama Jenny Phillips, ministra de Hacienda, aseguró ayer que entregará una sana administración financiera al gobierno de Laura Chinchilla.
A la nueva administración se le dejan sobre el tapete tres proyectos para incrementar hasta en dos puntos del PIB la recaudación. Se trata de la creación del Impuesto al Valor Agregado, un tributo a las personas jurídicas, y el impuesto a los casinos y casas de juego. Asimismo, se deja a la nueva administración $850 millones para obra pública, provenientes de un crédito con el Banco Interamericano y otros $500 millones que podrían solventar dificultades presupuestarias este año, dijo Phillips.
Por el lado de los ingresos las cuentas del Gobierno comenzaron a lucir mejor en diciembre anterior. Y en enero mostraron un crecimiento del 1,5%.
Los ingresos por concepto del impuesto de consumo, ventas, y consumo interno crecieron, mientras los de ingresos y utilidades, y los categorizados como “otros ingresos tributarios” cayeron.
En términos generales las cifras muestran una incipiente recuperación de la actividad económica, pues los impuestos de ventas y consumo están creciendo a niveles mayores que los aumentos de precios, lo que hace suponer un crecimiento de la actividad comercial. También se observa un aumento de esos impuestos recaudados por importación de bienes, lo que podría ser signo de la reactivación económica de algunos sectores productivos, dijo Phillips.
Coincidió con la tesis de la Ministra, el empresario Carlos Federspiel, quien añadió que Costa Rica no sintió la crisis como pudo haberla sufrido, “porque los empresarios nos pusimos de acuerdo para no cortar empleos, pero sí hubo que bajar inventarios y reorganizar las compañías”.



Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios