Logo La República

Domingo, 22 de septiembre de 2019



NACIONALES


Acciones de la reforma son positivas pero insuficientes, dicen Fitch y Moody’s

Déficit fiscal requiere de mayores esfuerzos de Costa Rica

Las dos agencias, en el corto plazo, no bajarían la calificación crediticia del país

Christine Jenkins [email protected] | Miércoles 04 septiembre, 2019

Mapa de Costa Rica bajo lupa
Las calificadores Fitch y Moody’s advirtieron sobre los riesgos por el alto déficit del Gobierno, que se ubicaría en 6,4% del PIB en 2019. Shutterstock/La República.


Las calificadoras internacionales de riesgo Fitch Ratings y Moody’s Investors Service no tomarán una decisión en el corto plazo sobre la calificación de riesgo de Costa Rica.

Sin embargo, están preocupadas por el alto déficit, a pesar de las medidas que Costa Rica ha implementado con la reforma fiscal, las cuales van en la dirección correcta, afirmaron las agencias esta semana.

El déficit financiero del Gobierno Central se ubicaría en 6,4% del PIB en 2019, por encima del monto que ayudaría a nivelar la deuda, según las proyecciones del presupuesto nacional presentadas la semana pasada.

El problema es que un déficit por encima de 3% del PIB seguirá empujando la deuda al alza, y Costa Rica ya tiene un endeudamiento muy alto, según Gabriel Torres, analista de Moody’s.

Lea más: Moody’s: “No estamos pensando en tomar una decisión inmediata, pero las señales son negativas”

“La tendencia es claramente negativa en Costa Rica y para ser claros, ya está acercándose a una década. Estos problemas empezaron en el 2010 y conforme pasa el tiempo, el posible impacto es peor, porque la deuda es cada vez más alta”, dijo Torres.

Aunque la agencia no quiere dar lineamientos de políticas, hay todavía riesgos significativos por los altos déficits fiscales y la capacidad limitada para reducirlos significativamente, así como riesgos de financiamiento dada la polarización del congreso, dijo Carlos Morales, analista de Fitch.

“Nosotros vemos riesgos de que el ajuste necesario para estabilizar la deuda podría resultar mayor si los costos del endeudamiento continúan siendo altos”, según Morales.

La reforma fiscal ayuda a incrementar los ingresos y controlar el gasto, pero con un proceso de ajuste lento, y no sería hasta el 2023 que se logre estabilizar la deuda, advirtió Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, al presentar el presupuesto la semana pasada.

Otras reformas al empleo público, los límites a las huelgas, el proyecto de ley sobre exoneraciones y una regla fiscal constitucional que permita proteger los límites al gasto serían necesarios para agilizar el camino a la sostenibilidad.

Lea más: Rocío Aguilar: “Deuda seguirá creciendo, salvo reformas estructurales de mayor calado”

Fitch Ratings y Moody’s son dos de las “Big Three” agencias de calificación crediticia que analizan el crédito tanto de los deudores soberanos como Costa Rica como de las grandes empresas a nivel mundial.

Con la tercera, S&P Global Ratings, no fue posible hablar ayer.


Déficit en la mira


Las dos agencias afirmaron que no tomarían acciones en el corto plazo; sin embargo, reconocen que el déficit fiscal representa un riesgo para el país.

Carlos Morales

Analista
Fitch


En el caso de Costa Rica, ya habíamos indicado que estamos viendo presiones por déficit altos y la tendencia de la deuda iba hacia al alza, y no esperamos un cambio de perspectiva con base al presupuesto.
La coyuntura a la que hemos llegado es de altos déficits fiscales, capacidad limitada para reducirlos significativamente, una deuda creciente bastante rápida, y riesgos de financiamiento dado la politización del Congreso.
El presupuesto que presentó el Gobierno, en un sentido es positivo, pues demuestra el compromiso ante la aplicación de la reforma fiscal, y la consolidación fiscal.
Sin embargo, estamos viendo déficits fiscales del Gobierno central alrededor del 6,5% del PIB en los próximos años, esto resultará en un aumento sostenido de la deuda central en el mediano plazo.
Nosotros vemos riesgos de que el ajuste necesario para estabilizar la deuda podría resultar mayor si los costos del endeudamiento continúan siendo altos.

Gabriel Torres

Analista
Moody’s


No hemos tomado ninguna decisión y no estamos pensando en tomar una inmediatamente, pero las señales son, por ahora, negativas.
Son dos números que nosotros miramos, más que todo, uno es el déficit total y el otro es el número de la deuda en sí, en esto está la clave para nosotros: el déficit sigue estando muy alto durante muchos años.
Un déficit por encima de 3% del PIB es uno que empuja la deuda al alza y la deuda está muy alta.
Nosotros, desde el punto de vista crediticio, lo que estamos esperando es ver bajar ese déficit, y por ahora no parece bajar, parece estar cerca del 6% o un poco por encima del 6%, eso para nosotros es bastante negativo.
Venimos diciendo que esa es la preocupación principal que tenemos, la deuda ya va a pasar por encima del 60% en un par de años, o en un año, entonces ya están entrando en terrenos peligrosos.


Calificación


Con los últimos recortes entre diciembre y enero, la calificación de Costa Rica quedó unos cuatro escalones por debajo del grado de inversión.

Empresa Calificación Última acción
Fitch B+ con outlook negativo Recorte en enero
Moody’s B1 con outlook negativo Recorte en diciembre
S&P B+ con outlook negativo Recorte en diciembre


NOTAS RELACIONADAS


Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, y Marta Acosta, contralora general,

Hacienda y Contraloría chocan por regla fiscal

Miércoles 28 agosto, 2019

Se tardaría, al menos, cuatro años más para bajar el endeudamiento bajo el criterio del ministerio.






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.