Logo La República

Miércoles, 30 de septiembre de 2020



COLUMNISTAS


De libros y esculturas

Claudia Barrionuevo [email protected] | Lunes 17 diciembre, 2012


Don Néstor incursionó en muchas técnicas artísticas siempre buscando la expresión social y política


De libros y esculturas

Hay libros para leer apasionadamente: se arrugan, se ensucian, se doblan las esquinas. Hay otros para estudiar: se rayan, se escriben apuntes, se usan. Algunos son de consulta: de vez en cuando se busca entre sus páginas. Y hay libros que más que objetos de lectura son obras de arte. Esas preciosas ediciones en gran formato y papeles caros que uno atesora y revisa con esmero, cuidándolos como lo que son: joyas.
Así de hermoso es el libro sobre el gran escultor nacional Néstor Zeledón Guzmán publicado por la Editorial de la Universidad de Costa Rica. La curadora, escritora e investigadora María Enriqueta Guardia es la gestora de este relevante proyecto, que ha concluido en una cuidadosa edición de la obra del Premio Magón 1992.
Desde la acertada exposición biográfica de Zeledón, enmarcándola en el panorama artístico y político tanto nacional como internacional, hasta el extenso catálogo que presenta obras de 1950 a 2010, “Pasión escultórica”, título de la obra, expone de manera original la vida y obra del maestro.
La escultura en nuestro país ha tenido una sólida y legendaria representación desde la imaginería religiosa colonial. De hecho no son pocos los trabajos escultóricos religiosos que realizó Zeledón Guzmán siguiendo el camino de su padre, Zeledón Varela.
No se quedó ahí. Don Néstor incursionó en muchas técnicas artísticas siempre buscando la expresión social y política. Su ideología lo empujó al exilio como a muchos. Al regresar se consagró como uno de los máximos artistas nacionales.
La división temática del libro es tan interesante que logra hacer de este objeto artístico un entretenimiento esclarecedor. El historiador Efraín Hernández ubica a Zeledón en el marco histórico-artístico explicando la importancia de lo social en la obra del artista. Ileana Alvarado, curadora, revela la presencia de los sentimientos más humanos y profundos expresados con pasión en las esculturas. Gerardo Martí expone un plano más sicológico de Zeledón: su pasión y su sensualidad. María Enriqueta Guardia hace una exquisita y profunda semblanza de don Néstor desde múltiples perspectivas. El propio escultor y varias veces ganador de premios Aquileo Echeverría, nos muestra su vida en una xilografía dividida en tres paneles.
Muy cercana a la reciente aparición de esta joya editorial, el 4 de diciembre se inauguró en el Museo de Arte Costarricense (MAC) una exposición de 70 obras del artista. No solo sus esculturas en maderas preciosas nacionales, sino también pinturas y bosquejos dibujados en varias técnicas.
Felicito a doña María Enriqueta por su trabajo e iniciativa. Les recomiendo visitar la muestra en el MAC (es gratuita) y, tomando en cuenta que el libro es posiblemente uno de los más bellos y completos que se hayan publicado en nuestro país sobre un artista, también los invito a adquirirlo. Les aseguro que se trata de un excelente regalo de Navidad para compartir o para uno mismo.

Claudia Barrionuevo

[email protected]

NOTAS ANTERIORES


Los daños “colaterales” de la pandemia

Miércoles 30 septiembre, 2020

La lucha contra el Covid-19 ostenta muchas de las características de una guerra; hay muertos, heridos, destrucción de propiedad, y daños colaterales inesperados

Red o no red: The Social Dilemma

Miércoles 30 septiembre, 2020

Es triste darse cuenta de la evolución que ha tenido el comportamiento de las personas en las redes sociales

Tiempo de buscar el norte

Martes 29 septiembre, 2020

En un momento crucial de la historia económica del mundo y consecuentemente de nuestro país







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.