Logo La República

Martes, 21 de mayo de 2024



ÚLTIMA HORA


David Gómez sobre Uber Moto: Motocicletas son convenientes, pero no seguras

El Estado debe incentivar el transporte público

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Jueves 11 abril, 2024 02:05 p. m.


David Gómez, consultor en movilidad. Cortesía/La República.
David Gómez, consultor en movilidad. Cortesía/La República.


En momentos en que los costarricenses sufren las consecuencias de los embotellamientos, la puesta en servicio de Uber Moto es entendible, según David Gómez, consultor en movilidad sostenible.

Sin embargo, esto no quiere decir que este tipo de transporte sea seguro.

Lea más: Uber Moto se alista para arrancar en Costa Rica: Ahorro y rapidez versus seguridad vial

“Hay una demanda por movilidad en motocicleta, producto de los altos niveles de congestión del país. En ese sentido, es lógico que una empresa como Uber aproveche la coyuntura, sin embargo, en materia de seguridad vial, los datos estadísticos evidencian que más viajes en motocicleta conllevan mayor siniestralidad y, peor aún, más fatalidades y lesiones graves. Dicho de otra forma, la motocicleta es conveniente, pero no es segura”, dijo el experto.

En ese sentido, el Estado debería promover opciones de movilidad adecuadas, y esto solo se logra con un sistema de transporte público eficiente y seguro.

La idea es que los dueños de vehículos, tanto de carros como de motos, perciban que el sistema público es conveniente, rápido y seguro en términos de seguridad vial.

“Mientras no invirtamos como país en un sistema de transporte público integral, multimodal y libre de presas, las personas seguirán recurriendo a la motocicleta, por su bajo costo y conveniencia”, indicó Gómez.

Hace un par de semanas, la empresa Uber anunció el inicio de un plan piloto en Cartago. La compañía ya está reclutando choferes, pero no ha señalado cuándo arrancará.

Lea más: Otto Guevara sobre Uber Moto: Motociclistas irresponsables deben ser desconectados de manera inmediata

Los motociclistas son el grupo más vulnerable cuando se habla de accidentes de tránsito. Cifras del Consejo de Seguridad Vial establecen que más del 40% de las personas que fallecen en el sitio del percance manejaban una moto.

“Un peligro adicional en esta modalidad de servicio es la falta de costumbre de los pasajeros. Al no ser usuarios habituales de motocicleta, pueden exponerse a amenazas propias de ese vehículo, que los usuarios habituales conocen mejor, como inclinación en curvas, colocación de pies, y otros”, agregó Gómez.

Para resolver el problema de seguridad vial asociado a este servicio, Gómez propone un mejor transporte público, intervenciones de pacificación vial, de manera que el diseño vial dificulte maniobras peligrosas por parte de los motociclistas prestadores de este servicio, y un alto nivel de exigencia de conducción segura hacia los proveedores del servicio por parte de la empresa.

“Esto último puede reforzarse con campañas informativas sobre conductas peligrosas en moto, que los pasajeros eventualmente puedan identificar y castigar mediante la calificación de estrellas a la que tienen acceso en cada viaje”, finalizó.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.