Enviar
Viernes 17 Abril, 2015

Cumbre de las Américas: ¿La última gran rabieta del castrochavismo?


Durante los días del 4 al 11 de abril tuve la oportunidad de estar en Panamá como presidente de la Juventud del Partido Movimiento Libertario en los foros de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia. Lugar donde se dieron diversos acontecimientos, cuya narración es tarea obligatoria, para ver lo que ha venido pasando en la región; en especial para los costarricenses que tendemos a conocer de estas situaciones de manera muy superficial y lejana a la realidad, gracias a que la institucionalidad democrática y pacífica de nuestro país nos ha evitado experimentarla de primera mano.
Aledaña a la VII Cumbre de las Américas, se realizó la denominada “Cumbre de los Pueblos’” con representantes del ALBA en una de las principales universidades públicas panameñas. Curiosamente en el mismo hotel en el que me alojé se encontraba la delegación venezolana (enorme en su cantidad) enviada por el régimen de Nicolás Maduro para atender dicha cumbre alterna, recibir a Nicolás Maduro, etc.
Claro está era sorpresivo ver la dilapidación de los fondos públicos que hizo el régimen para buscar respaldo en un país visitante, en especial considerando el nivel de miseria en el que se encuentran los ciudadanos venezolanos. Abundaban las camisas contra la orden ejecutiva de Obama, camisas del Che Guevara, Hugo Chávez y todo lo que se puedan imaginar.
En el mismo hotel tocó presenciar cómo cuando una líder juvenil de oposición en Venezuela (parte de nuestra red) se topó con unos de la susodicha delegación la llamaron ‘‘gusana mercenaria’’.
Adicional a ello, en el Foro de Juventud de la Cumbre de las Américas, también pudimos apreciar como la delegación oficialista enviada por el régimen de Raúl Castro boicoteó las principales actividades para evitar algún tipo de pronunciamiento que no les fuese afín. Donde manifestaron con gritos y cánticos en pleno foro gritándoles a jóvenes cubanos “gusanos” y “mercenarios”.
Cabe destacar que rodearon en varias ocasiones a jóvenes miembros de nuestra red y los golpearon; incluyendo un codazo al Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Reformista Social Cristiano de República Dominicana. Sobra destacar que el inmenso desplazamiento de estas delegaciones fue un acto desesperado por intentar hacer ver a Castro y a Maduro como líderes con genuino respaldo; pero a la sociedad democrática panameña le quedó muy claro que este accionar fue un berrinche de ambos regímenes que se encuentran cada vez más deslegitimados.
Debo destacar que a mi entrada al aeropuerto Tocumen se me hizo saber que si yo hacía alguna acción que empañara la Cumbre de las Américas, sería deportado de inmediato y nunca volvería a pisar suelo panameño.
Lamentablemente lo único que presencié fue inacción por parte de las autoridades panameñas para deportar a una delegación cubana que a todas luces actuó de manera incivilizada.
El sabor de la Cumbre sin embargo fue satisfactorio, Panamá experimentó cómo se comportan delegaciones oficiales de un régimen en su visita a un país democrático. No tienen ya que ir a Venezuela y a Cuba para ver si lo que dicen los medios internacionales es real. Ellos junto al resto de delegaciones internacionales lo vimos de primera mano: los regímenes de izquierda están desesperados y ya es evidente que no son compatibles con los valores democráticos de nuestros países.
He de decir que nunca había visto tal nivel de desesperación del oficialismo cubano y venezolano. Se les denota que su momento en la historia está cayendo… Han perdido el decoro, insultan y se manifiestan ante la presencia de jóvenes que son oposición en sus mismos países en plenos foros que se dan en un país democrático como Panamá. Es ese sentir el que provoca a que ellos realicen su posible última gran rabieta en la región.

David Rodríguez Suárez
Presidente de Juventud del Partido Movimiento Libertario