Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



HUELLA VERDE


Cuide el ambiente desde su ropero

Daniela Granados [email protected] | Viernes 18 octubre, 2013

Verorey forma parte del equipo de trabajo de Okelindo, tienda que fabrica ropa orgánica. Gerson Vargas/La República


Cuide el ambiente desde su ropero

Empresas costarricenses contribuyen a tener un mundo más verde por medio de la ropa orgánica

La tendencia de hacer del mundo un lugar “más verde” se expande cada vez más a todos los espacios del diario vivir y la moda es uno de ellos.
En Costa Rica existen diferentes marcas de textiles que se dedican a la fabricación y venta de ropa a base de material orgánico que ayuda al ambiente.
La moda ecológica se basa en la confección de ropa orgánica, es decir piezas a base de telas sin químicos que no contaminan el agua, el aire, ni el suelo.
Los materiales que se utilizan están libres de pesticidas y fertilizantes, el algodón es el más conocido; sin embargo, también se utilizan otros como el bambú y la ortiga.
Con este tipo de materia prima se pueden crear casi todo tipo de prendas y su producción tarda lo mismo que el de una prenda regular.
SOLUNA Costa Rica tiene a la venta camisetas, vestidos, pantalones, faldas y todo tipo de estampados y bordados.
“Las que tienen más venta son las camisetas debido a su suavidad y precio, van desde los ¢10 mil hasta los ¢30 mil” aseguró Juan Flores, creador de SOLUNA, que ofrece sus productos todos los sábados en la feria de Aranjuez.
Por su parte, Okelindo nació en 2008 y en 2010 incursionó en el mercado nacional con prendas de vestir casuales, deportivas para hombre y mujer, camisas tipo polo, pantalones, leggins, vestidos y también accesorios.
La materia prima es importada, el diseño y confección hace en Costa Rica con algodón orgánico 100% certificado y también el bambú.
La confección tarda alrededor de cuatro semanas desde que la tela llega al país, indicó Elena López, socia de Okelindo, marca que comercializa sus productos en barrio Escalante, 375 Este de la Iglesia Santa Teresita, así como en la tienda Biosalud en Plaza del Sol, en Green Center en Santa Ana y la Universidad EARTH Guápiles, entre otras.
Esta tienda nacional está compuesta por un equipo de cinco personas y subcontrata maquilas nacionales para la producción de las prendas.
“La idea nace de la necesidad de crear un estilo de vida sostenible con el ambiente. Al ser la piel el órgano más grande, surge la idea de ofrecer prendas de vestir que contribuyan con la salud de los consumidores y el ambiente”, agregó López.

Daniela Granados
[email protected]
@dgranadosLR