Cuatro consejos para cuidarse del sobreendeudamiento
Una buena recomendación para manejar las finanzas es unificar las deudas con una sola entidad. Archivo/La República
Enviar

En tiempos de incertidumbre económica el manejo de las deudas debe hacerse con cuidado para evitar complicaciones financieras adicionales.

Incluso, pensar en una refundición de las deudas podría ser la mejor opción para así unificarlas en una sola y quedar con mayor liquidez que puede ser destinada al ahorro.

Antes de adquirir un nuevo compromiso, lo conveniente es preguntarse: ¿En qué se invertirá el capital solicitado? Si la respuesta es para consumo, de inmediato debe suspender ese proceso, indican varios expertos.

“Lo recomendable es que las decisiones de compra o de adquisición de nuevos compromisos financieros se lleven a la mesa familiar, dado que puede afectar la calidad de vida de todos en el hogar”, explicó Óscar Aguilar, jefe de Crédito de Coopecaja.

Estos son los principales consejos para no endeudarse con más de una entidad financiera, ya sean bancos o cooperativas, si usted no tiene el control correcto de sus finanzas.

1.Cuidar el récord crediticio. Actualmente casi 66 mil personas tienen su expediente de crédito manchado por incumplimiento de pago, lo cual limita las opciones de pedir un nuevo préstamo en caso de emergencia.

2. Respetar el límite de endeudamiento. El pago de deudas no debe superar el 40% del salario mensual, de ahí que la asesoría financiera es vital para no caer en el sobreendeudamiento.

3. Controle las tarjetas de crédito. La mayoría de las entidades financieras ofrecen tarjetas de crédito con condiciones que los usuarios deben analizar con cuidado, por ejemplo, aquellas que tienen plazos cortos y las tasas de interés altas, porque se incrementa la posibilidad de no poder afrontar el pago mínimo.

4. No al financiamiento clandestino. Cuando el usuario no tiene la posibilidad de pedir un crédito a una entidad regulada por la Sugef, debido a su récord, podría ir a buscarlo con condiciones que están fuera de la legalidad, por ejemplo, tasas de interés o plazos muy elevados.


Ver comentarios