Costa Rica se consolida como destino para empresas médicas
Enviar

Los dispositivos médicos manufacturados en Costa Rica deslumbran al mundo por su alta calidad, precisión y tiempos de entrega, a la vez que las multinacionales más importantes del sector eligen suelo nacional para expandir sus operaciones y desde aquí abastecer centros médicos en todo el planeta.

Mano de obra calificada, estabilidad económica y política, así como incentivos sólidos, son los principales factores que toman en cuenta estas empresas al momento de escoger un nuevo punto de producción.

En nuestro país operan ocho de las 30 empresas más grandes del sector a nivel mundial, de acuerdo con el ranking de la firma MPO.

Medtronic, Abbott, St. Jude Medical, Smith & Nephew, Microvention-Terumo, Hologic y Phillips, producen en la zona franca de El Coyol, en Alajuela.

La última compañía en anunciar planes de expansión en Costa Rica fue la norteamericana Edwards Lifesciences, con una inversión de $100 millones.

La multinacional creará una planta de 20 mil metros cuadrados en La Lima de Cartago para confeccionar válvulas cardiacas, que será la más grande a nivel mundial de la empresa.

La firma ya opera en nuestro país desde el año pasado y cuenta con 200 colaboradores; el nuevo plan pretende que para que 2020 tenga al menos mil trabajadores que armarán y comercializarán esos dispositivos de principio a fin.

“Decidimos que era buen momento para aumentar nuestras operaciones porque la población cada vez envejece más y ha crecido la demanda por los productos cardiacos y dispositivos médicos en general; este país reúne condiciones interesantes para trabajar”, comentó el costarricense Chester Zelaya, vicepresidente de manufactura de Edwards.

El sector de ciencias de la vida representa uno de los principales dinamizadores de la economía nacional y recientemente de las exportaciones.

Entre enero y setiembre pasados las ventas al exterior de este tipo de productos alcanzaron unos $2,1 mil millones y ocupa el segundo lugar en el ranking, es decir, un 26% solo superado por el sector agrícola.

Si se compara con el mismo periodo del año pasado, la diferencia es de $258 millones más, lo que representa un crecimiento del 14%.

“Los dispositivos médicos además de estimular al sector industrial, gradualmente aumenta su participación en el de servicios, nos llena de satisfacción que cada vez más y más empresas elijan a Costa Rica como destino, de nuestra parte continuaremos con nuestras políticas para mantener la competitividad”, aseguró Alexander Mora, ministro de Comercio Exterior.

Aproximadamente, el 20% de los empleos directos y el 29% de los indirectos se encuentran bajo la sombrilla de las empresas de Ciencias de la Vida, de acuerdo con el estudio Balance de las Zonas Francas, para el periodo 2011-2015.

En 1987 arribó al país la primera firma relacionada con estos dispositivos, y a partir de ese momento se apostó por capacitar mejor a la mano de obra y facilitar el ingreso, mediante el fortalecimiento de las Zonas Francas.

“El sector de ciencias de la vida es uno de los más dinámicos en términos de exportaciones; se estima que para finales de 2017 los dispositivos médicos, principal bien industrial de exportación del país, alcance los $3 mil millones”, aseguró Jorge Sequeira, director general de la Coalición de Iniciativas de Desarrollo (Cinde). 


Ver comentarios