Costa Rica con posibilidad de rebaja en calificación de riesgo
La incertidumbre sobre las acciones de la nueva administración del país hace que no se tengan claras las posibilidades en el tema fiscal, explica el informe de Moody’s. Shutterstock/La República
Enviar

Costa Rica está entre los seis países del continente con perspectiva negativa de su calificación de riesgo, y con muchos “boletos” para una nueva rebaja en dicha nota por la falta de una solución fiscal.

A eso se le añade que el endeudamiento, tanto interno como externo, es alto, casi el 50% de la producción nacional y la rigidez para cortar gastos es de las más complicadas, reveló un informe de Moody’s Investors Service para América Latina. 

“La perspectiva para la calidad crediticia de los gobiernos soberanos de América Latina y el Caribe en 2018 es estable y refleja una mejora en las condiciones crediticias, aunque también evidencia crecientes niveles de endeudamiento e incertidumbre en torno a las elecciones que se llevarán a cabo en varios países este año”, dice Moody’s.



Para este año, de los 19 de los 29 gobiernos latinoamericanos calificados por Moody’s el 66% tiene perspectiva estable, dos (un 7%) tiene perspectiva positiva, seis (donde está Costa Rica) tienen negativa y dos (7%) están en revisión para una posible baja de calificación.

Aunque el informe no lo indique, podría pensarse que nuestro país cuenta con altas posibilidades de una rebaja.

Primero porque ya se cuenta con la perspectiva negativa, además no se ha llegado a un consenso para una solución fiscal, más la incertidumbre de quién gobernará durante los próximos cuatro años.

“No actuaremos en el corto plazo, estamos a la espera de qué dirá el próximo gobierno y la prioridad que le den al tema fiscal, pero las posibilidades de una rebaja en la calificación de riesgo del país son importantes”, indicó Gabriel Torres, analista de Moody’s, quien realiza la evaluación de Costa Rica desde hace varios años.

El informe reveló que el gasto de nuestro país es el segundo menos flexible para reducir de todo el continente, solo Brasil tiene mayores dificultades.

Nicaragua y Panamá son de los países con mejores herramientas para cortar gastos en sus gobiernos, algo que nuestras leyes no permiten.

Otro problema que indica el informe y que es de importancia, es el aumento del endeudamiento que existe por parte del gobierno para financiar el déficit.

“Ya hablamos de una comparación deuda-PIB que está alrededor del 50%, ya eso son niveles históricamente altos, no sé si es el más alto de la historia, pero no creo que esté lejos de serlo. Una buena parte de eso es en moneda extranjera, casi el 40% con lo cual existe un riesgo de un shock externo de algún tipo que impacte la tasa de cambio y que tengan problemas, así vemos que esto se está convirtiendo en algo progresivamente peor”, indicó el especialista de Moody’s.

 

Ver comentarios