Controversia por descanso a jugadores
LeBron James y Stephen Curry fueron bajas en partidos importantes para recuperar el aire y llegar fuertes a la postemporada que arranca el 15 de abril. NBA/La República
Enviar

Luego de que los Warriors banquearan a tres jugadores estelares para darles descanso en el partido del pasado 11 de marzo ante los Spurs (mismo juego en donde Kevin Durant no jugó por lesión con Golden State y Kawhi Leonard y LaMarcus Aldridge no participaron por la misma razón con San Antonio), la NBA comenzó a refunfuñar con respecto al descanso que les dan algunos equipos a sus jugadores estrella en momentos mediáticos.


Una semana después, LeBron James y Kyrie Irving no jugaron ante los Clippers, por el mismo motivo. Los Cavs querían darles reposo a sus figuras.
Casos como estos enfurecieron a los fanáticos que pagaron por boletos Premium para ver a los mejores jugadores, también a las televisoras que pagaron por los derechos de transmisión a nivel nacional para los encuentros “Clase A” y que al final se convirtieron en “sparrings” para los suplentes.
Las cifras exorbitantes por costo de tiquetes se justifica para muchos fanáticos al ver el mejor baloncesto del mundo y tener sobre la duela a los mejores quintetos sobre el rectángulo.
A diferencia de otros deportes estadounidenses, en el baloncesto son las estrellas quienes figuran en su estrategia de mercadeo, las personas siguen a los jugadores y estos aparecen en gigante en los “tickets”. Más pequeño a un costado podrá ver el logotipo del equipo.
Por este motivo, a aquellas personas que compran su boleto de $3 mil y ven el show sin el actor principal, les resulta una decepción.
“Este tipo de decisiones pueden afectar a los fanáticos y el negocio, así como nuestra reputación y dañar la percepción del juego”, dijo Adam Silver, comisionado de la NBA.
Además dijo que esto no es bien visto por las cadenas que pagaron $24 mil millones a la liga por tener los derechos de transmisión por los próximos nueve años.
El principio de descansar a jugadores no es lo que les molesta a los involucrados, en una temporada de 82 juegos en donde se programan hasta cuatro encuentros por semana se torna realmente agotador y es más factible que los basquetbolistas se lesionen con mayor frecuencia y gravedad.

Además, el enfado surge cuando los entrenadores deciden rotar a todas sus figuras a la vez, en partidos que se transmiten en todo el mundo y que impactan negativamente a los patrocinadores al bajar la calidad de juego.
Entre las opciones para evitar una trifulca, surge la idea de disminuir la cantidad de partidos por temporada. Entre 60 y 70 partidos por temporada solucionarían este aspecto. De esta manera los jugadores tendrán mayor tiempo de recuperación y garantizar el máximo nivel y espectáculo con jugadores en condiciones plenas. No obstante, menos partidos significaría menos ingresos y el argumento queda en vilo.
Otra posible solución sería que cada equipo tenga derecho a elegir cierta cantidad de días para el reposo de sus jugadores con antelación para que los espectadores al menos estén al tanto de la situación.

Descansos por decisión técnica

Temporada Jugadores descansados
2012-2013 8
2013-2014 15
2014-2015 37
2015-2016 30
2016-2017 +70

Fuente: NBA Maniacs

Ver comentarios