Enviar

Construir y alquilar… O simplemente invertir

201411232318320.col1.jpg
Hace unos meses recibí una llamada de un amigo que recientemente había logrado un contrato muy lucrativo. Con la ganancia generada, tenía la intención de construir unos locales comerciales para alquiler y recibir las rentas por su inversión.
Esta persona no tenía ningún conocimiento del funcionamiento del mercado inmobiliario, sus ciclos ni tampoco los riesgos.
Ciertamente, construir o comprar una propiedad para alquilar es una forma muy común de inversión y puede ser un muy buen negocio.
Sin embargo, aunque este proceso puede parecer sencillo, es posible perder dinero y como en cualquier inversión, es necesario planificar y analizar cuidadosamente para que sea una inversión exitosa.
La incertidumbre ha sido la característica típica de los mercados en los últimos tiempos y particularmente el sector inmobiliario es uno de los pocos negocios donde todavía existe información asimétrica, lo que crea oportunidades para expertos y catástrofes para los principiantes.
Ante esta situación, en los mercados financieros se han diseñado diversos instrumentos de inversión que permiten protección en tiempos de inestabilidad, pero que a la vez ofrecen la ventaja de obtener buenos resultados con un riesgo aceptable.
Es así como para este caso existen los fondos inmobiliarios. Una opción para quienes buscan obtener la renta de los bienes raíces, pero quieren evadir los riesgos que implica la inversión tradicional.
Para que esto se cumpla, el fondo donde se piensa invertir tiene que cumplir con ciertas condiciones claves: En primer lugar debe tener un tamaño que le permita alcanzar una adecuada diversificación de su cartera de propiedades, además debe tener un número importante de inquilinos y lo más relevante, una empresa administradora con respaldo y experiencia comprobada en el medio.
La combinación de estos elementos; tamaño, diversificación y gestión, lo llevarán a captar empresas de primer nivel, con contratos de largo plazo, lo que disminuye el riesgo de desocupación y ofrece flexibilidad a sus arrendatarios; ventajas que como inversionista individual, quizás no se podrían tener.
También los fondos inmobiliarios no solamente generan ingresos por arrendamiento, sino que ofrecen la posibilidad de obtener utilidades por las plusvalías ganadas en el tiempo, las que pueden llegar a materializarse al momento de vender activos, creando así un valor adicional en la inversión.
Resta decir que la industria de fondos inmobiliarios, al igual que los bancos e instituciones financieras del país, son parte de un mercado regulado y supervisado por instituciones del gobierno y la bolsa de valores, generando así mayor confianza y credibilidad en su gestión.
En resumen, ningún sector en el mundo de las inversiones es perfecto, pero si nuestros conocimientos y experiencia son limitados en una actividad, como lo cita el magnate Charlie Munger de Berkshire Hathaway: “Nunca juegues a juegos que no entiendas, incluso si ves a mucha gente ganando dinero en ellos”.

Eugenio Valenciano Chinchilla
Supervisor de Fondos Inmobiliarios
BCR SAFI

 

Ver comentarios