Logo La República

Lunes, 26 de febrero de 2024



ESPECIAL EXPO CONSTRUCCIÓN 2023


La libertad financiera a largo plazo es uno de ellos

Considere los beneficios de invertir en bienes raíces

Asegúrese de conocer los pros y los contras de invertir en bienes raíces y elija las herramientas adecuadas para tener éxito

Redacción La República redaccion@larepublica.net | Jueves 16 febrero, 2023


Verónica Alfaro, directora ejecutiva del Consejo de Desarrollo Inmobiliario (CODI)
Si se hace de manera correcta, con activos bien elegidos, invertir en bienes raíces, permite al inversor disfrutar de un flujo de caja predecible y buenos rendimientos, porque, aunque el mercado inmobiliario fluctúa, es una inversión estable, que aumenta continuamente de valor. Shutterstock/La República.


Invertir en bienes raíces es hoy fuente de rentabilidad, estabilidad y de generación de un alto rendimiento, esto si se hace de manera correcta.

Lea más: Sostenibilidad se convierte en motor de desarrollos inmobiliarios verdes

Y es que dentro de las ventajas que ofrece esta modalidad de inversión está su capacidad de generar riqueza, de utilizar el capital como apalancamiento y de proteger el dinero de la inflación.

“Con activos bien elegidos, los inversores pueden disfrutar de un flujo de caja predecible y buenos rendimientos, porque, aunque el mercado inmobiliario fluctúa, es una inversión estable, que aumenta continuamente de valor. Las propiedades no cambian inmediatamente de precio en función de las contribuciones de capital o la volatilidad política, lo que hace que los bienes raíces sean una inversión segura y estable a largo plazo. Además, los bienes inmuebles son un activo físico que siempre se puede monetizar”, indicó Verónica Alfaro, directora ejecutiva del Consejo de Desarrollo Inmobiliario (CODI).

Sin embargo, es importante tomar en cuenta que las propiedades no generan dinero automáticamente, por lo que es fundamental el seguimiento que se realice. Se necesita tiempo y esfuerzo para encontrar y evaluar una propiedad de inversión, obtener financiamiento, preparar o mantener la propiedad, comercializar el bien para su reventa o alquiler y administrar a los inquilinos.

Es en este sentido, que contar con un plan de negocios realista, acompañado de la asesoría con empresas del medio, o de herramientas de administración y de gestión de propiedades adecuadas, puede marcar la diferencia y hacer que el objetivo con que se inició el negocio se cumpla y por consiguiente de los réditos esperados.

Lea más: Regenerar San José daría un nuevo aire al comercio minorista: Verónica Alfaro de Codi

“Invertir en bienes raíces puede significar varias cosas, desde comprar una propiedad unifamiliar hasta comprar una parcela de tierra o arrendar bienes raíces comerciales. El tipo correcto de inversión en bienes raíces dependerá de sus habilidades financieras, metas financieras y su estilo de vida. Como inversionista de bienes raíces, usted está a cargo de los tipos de propiedades e inversiones que compra y de cómo generar dinero y es esta flexibilidad una de las ventajas del porque los bienes raíces son especialmente atractivos para muchas personas”, detalló Alfaro.

Esto lo convierte en un método ideal para financiar tipos específicos de objetivos, como fondos familiares a futuro, estudio de los hijos y la jubilación. De hecho, la mayoría de las personas se enfocan en los beneficios financieros, pero también hay muchas razones personales y no monetarias para invertir en bienes raíces como una carrera o actividad secundaria.

Por ejemplo, permite que una persona, que puede o no tener educación o experiencia profesionales, genere riqueza e impacte directamente a toda su comunidad. También brinda un nivel de libertad que la mayoría de las otras carreras no pueden ofrecer, incluida la libertad financiera, la libertad de tiempo y la flexibilidad para elegir su propia estrategia comercial única.

Si bien es cierto que dadas ciertas condiciones de la economía e ingresos de las personas puede ser difícil llegar a adquirir un primer bien inmobiliario que permita generar esos retornos iniciales, no es imposible si se cuenta con un buen plan para dar esos primeros pasos que inicien una cartera que podría convertirse en el comienzo de la tan ansiada libertad financiera.


¿CÓMO COMENZAR?


• Tenga claro el objetivo y analice las opciones con que se cuenta para trazar un plan inicial. Busque, lea, investigue, pero sobre todo aprenda las condiciones del mercado, ya que es vital para comenzar un plan de negocios que involucren bienes inmobiliarios
• Es recomendable que tenga un ahorro que sirva de apalancamiento en la primera compra
• Busque lo que produzca mayor rentabilidad
• Considere un fondo de inversión inmobiliaria, esto por si no está listo para dar el salto a la propiedad y administración de propiedades. Puede comprar y vender con aquellos que cotizan en mercado de valores y sacar réditos con esta alternativa
• Investigue sobre diferentes proyectos, tamaños, formas de financiar las primas o los apalancamientos, aprovechar las ferias donde se tiene una variedad de oferta y promociones. En caso de ser una opción, aprender sobre el manejo de bienes en remate por los bancos
• Aprenda a navegar con las fluctuaciones de las tasas de interés, valorar pros y contras del tipo de moneda en la que va a adquirir el bien, genere un presupuesto de administración y proyección de pago de impuestos. Conozca los riesgos potenciales y minimice con un plan y acciones de contingencia

Fuente: Consejo de Desarrollo Inmobiliario


NOTAS RELACIONADAS


Verónica Alfaro

CODI promueve la transformación digital en la industria inmobiliaria

Miércoles 18 mayo, 2022

Existen 7500 empresas emergentes (Startup companies) a nivel mundial dedicadas a ofrecer soluciones al sector inmobiliario.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.