Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Congreso español apoya plan de gastos de Rajoy con miras a 2018

Bloomberg | Jueves 13 julio, 2017

El Gobierno pretende presentar su plan de presupuesto para setiembre de 2018. Bloomberg/La República


El Congreso español aprobó el techo de gasto para 2018 propuesto por el jefe de Gobierno, Mariano Rajoy, el primer paso para la aprobación de un presupuesto, después de que el gobierno en minoría accediera a recortes de impuestos y más fondos para las regiones a cambio del apoyo de sus rivales.

Los legisladores votaron 175 a favor versus 173 en contra para respaldar el plan del gobierno que establece el gasto público en 119.800 millones de euros ($137 mil millones) para el próximo año, un aumento del 1,3% sobre el presupuesto de 2017.

Lea más: Crecimiento económico de España supera las expectativas

El Congreso de Madrid también votó a favor del plan de reducción del déficit del Gobierno, que debería acortar el déficit de España a un 3,1% del Producto Interno Bruto este año, desde el 4,5% en 2016. El Gobierno apunta a un 2,2% en 2018.

La votación sigue a dos semanas de tira y afloje que expuso la fragilidad del gobierno en minoría de Rajoy. Conseguir el apoyo para su plan financiero es una prueba clave para el líder de 62 años, que aspira a un segundo término completo a pesar de haber sido despojado de su mayoría general en diciembre de 2015.

El Gobierno pretende presentar su plan de presupuesto para setiembre de 2018, conforme se prepara para afrontar un desafío del gobierno regional catalán sobre un referéndum de independencia en octubre, al que se oponen los funcionarios de Madrid.

Lea más: Plan para reanimar diario español El Mundo incluirá más noticias

La luz verde del Congreso vino después de que el ministro de Presupuesto, Cristóbal Montoro, cedió a la presión de los liberales de Ciudadanos para introducir un recorte de impuestos para trabajadores de menores ingresos después de rechazar inicialmente su demanda.

Montoro también acordó dar a las regiones más espacio para reducir sus déficits, elevando su objetivo al 0,4% desde la meta inicial de un 0,3% que había establecido menos de una semana antes.

El plan prevé un crecimiento del 3% este año en comparación con un pronóstico previo del 2,5% en marzo. El desempleo se estima en un 11,8%, frente al 18,8% en el primer trimestre. A pesar de la disminución, la tasa de desempleo seguiría siendo mayor que la mínima récord del 7,9% de 2007, antes del colapso del hundimiento inmobiliario.