Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



GLOBAL


Plan para reanimar diario español El Mundo incluirá más noticias

Bloomberg | Viernes 09 junio, 2017

El Mundo es uno de los diarios más influyentes de España. Bloomberg/ La República


El magnate de medios Urbano Cairo planea renovar el diario El Mundo haciendo hincapié en las noticias, no en los comentarios, y en reducir costos, al tiempo que incorpora a un nuevo editor.

Cairo, presidente de RCS Mediagroup SpA, dijo que piensa que puede conseguirse que el diario sea más atractivo y rentable en el marco de la gestión del nuevo editor, Francisco Rosell, un experiodista que acaba de pasar dos años en el área de negocios de Unidad Editorial, la unidad española de RCS.

Rosell reemplazó a Pedro Cuartango, que había sido editor interino desde que Cairo adquirió RCS a mediados de 2016 después de una guerra de ofertas de cuatro meses.

"Podemos mejorar El Mundo, sería mejor no empezar con cinco páginas de comentarios, ya que preferiría las noticias. Los comentarios son buenos, pero no al comienzo de un periódico", dijo Cairo en entrevista.

Sería un cambio radical para El Mundo, uno de los diarios más influyentes de España junto con su rival El País. Cairo, que se desempeñó como asistente personal del exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi en la década de 1980, dice que puede duplicar el éxito que ha tenido en Italia con Corriere della Sera y el tabloide deportivo Gazzetta della Sport, que han mantenido sus posiciones como los diarios más vendidos del país.

RCS dio a conocer una ganancia de $4 millones en 2016, la acción ha subido más del 80% en el transcurso del último año, lo que da a RCS un valor de mercado de $803 millones.

La unidad de RCS en España también posee el diario deportivo Marca, el periódico más vendido del país, y la publicación financiera Expansión. Cairo planea conservarlos y no prevé nuevas adquisiciones por ahora.

Durante la breve gestión de Cuartango como editor, El Mundo publicado por primera vez en 1989, se vio afectado por una orden judicial que buscaba bloquear la publicación de las llamadas “Football Leaks”, que revelaban la evasión fiscal de jugadores y clubes de fútbol. Los artículos finalmente fueron publicados.