Concesionaria china de canal de Nicaragua responde a EE.UU. sobre transparencia
Diversos trabajadores prepararon sus herramientas para el inicio de la construcción del canal el pasado 22 de diciembre de 2014. Esta etapa brindará empleo a alrededor de cinco mil personas.AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Concesionaria china de canal de Nicaragua responde a EE.UU. sobre transparencia

La concesionaria del canal interoceánico de Nicaragua, HKND Group, aseguró que “está comprometida” con la transparencia, en respuesta a la “preocupación” expresada por el Gobierno de Estados Unidos sobre lo que considera “falta de información” y claridad del proyecto.
“Como uno de sus principios fundamentales, HKND está comprometida con el carácter abierto, transparente e internacional del proyecto”, respondió la concesionaria de origen chino al Gobierno de Estados Unidos en un documento distribuido por correo electrónico.
El pasado martes, la embajada de EE.UU. en Managua indicó en un comunicado que “le preocupa la falta de información y transparencia que ha existido y continúa existiendo sobre muchos de los importantes aspectos de este proyecto”.
HKND tiene la concesión exclusiva de construcción y administración del canal interocéanico, cuyo costo ha estimado en unos $50 mil millones y que pretende ser tres veces más grande que el de Panamá.
En el documento de HKND sostiene que mantiene en su página web “la información clave de la evaluación de impacto ambiental y social del proyecto”, incluyendo descripción, mapa, consultas públicas, términos de referencia y estudios requeridos para una carretera temporal de acceso.
También señala que entre el 2 y el 9 de diciembre pasado sus asesores se reunieron en Estados Unidos, Reino Unido y Suiza con organizaciones multinacionales financieras y protectoras del medio ambiente, para buscar sus “comentarios sobre consideraciones ambientales y sociales”.
La concesionaria incluyó en su respuesta que en julio pasado organizó una conferencia de prensa para anunciar la ruta del canal, con presentaciones sobre impactos técnicos, geológicos, ambientales y culturales.
Añadió que entre julio y noviembre organizó seminarios de información sobre el proyecto, reuniones con más de 5 mil personas en Nicaragua, diálogos con más de 720 indígenas, presentó la “Ingeniería técnica y ambiental” y los Estudios de Impacto Social” del proyecto.
Sobre la información pendiente, la concesionaria sostuvo que los presentará “en su debido momento”. HKND también indicó que se compromete a promover los procesos de licitación competitivos en consonancia con las mejores prácticas internacionales.
Dijo que en las obras preliminares participarán empresas chinas y nicaragüenses por invitación y que para los trabajos de construcción más importantes abrirá procesos de licitación en los que podrán competir las “empresas regionales e internacionales”.
El proyecto, cuya obra principal será una vía acuática de 278 kilómetros de longitud, con 230 a 520 metros de ancho por 30 metros de profundidad, necesitará una fuerza laboral de 50 mil personas en su etapa de construcción, calculadas en 5 años a partir de diciembre de 2014.
El mismo incluye “subproyectos”, como la construcción de carreteras, dos puertos, un aeropuerto, dos esclusas, un lago artificial, área de libre comercio, complejos turísticos y fábricas de acero y cemento.
El canal, tal como está planteado, tiene múltiples detractores en Nicaragua, desde pobladores afectados hasta científicos, economistas, políticos y ambientalistas.

Managua/EFE

Ver comentarios