Con Clinton o con Trump, las multinacionales ganarán la elección
Imagen con fines ilustrativos. Bloomberg/La República.
Enviar

Independientemente de cuál de los candidatos gane las elecciones presidenciales de Estados Unidos, las empresas nacionales que mantienen la mayoría de sus ganancias en el extranjero se verán beneficiadas, según Goldman Sachs Group.

Durante la primera mitad del año, casi $3 billones en ganancias de las multinacionales no pagaron impuestos porque las empresas decidieron reinvertir permanentemente el capital en el extranjero, escribieron estrategas de Goldman dirigidos por David Kostin en un informe reciente. Tanto Hillary Clinton como Donald Trump están interesados en aprovechar ese flujo de ingresos. Así que como incentivo se espera que los candidatos bajen los impuestos que trasnacionales como Apple y General Electric pagan por traer dinero ganado en el extranjero de vuelta a Estados Unidos a menos de la mitad de su nivel actual del 35%, escribieron.

Reducir el gravamen a ganancias que antes no pagaban impuestos ayudaría a estas empresas al tiempo que proporcionaría un estímulo fiscal a Estados Unidos, de acuerdo con el informe de Goldman.

"Este tipo de reforma fiscal podría ser beneficiosa para todas las partes involucradas”, dijo Richard Sichel, director de inversiones en Philadelphia Trust, que supervisa $2 mil millones. "Hay muchas cosas positivas en repatriar más dinero del extranjero, y con alguien nuevo en la presidencia tal vez esto suceda finalmente".

{l1}trump_no_entiende_por_que_no_cuenta_con_mas_apoyo_femenino{/l1}

Con base en la expectativa actual de una victoria de Clinton y un Congreso dividido, economistas de Goldman predicen que hay 50% de probabilidades de que un paquete de reformas fiscales sea aprobado en 2017. Eso ayudaría de inmediato a las acciones en la canasta de Goldman de 50 acciones en el índice S&P 500 con más ganancias en el extranjero. El grupo, que incluye a empresas como Qualcomm y Philip Morris International, representa $1,7 billones de las ganancias en el extranjero por $2,4 billones que tienen las empresas que pertenecen al índice S&P 500.

A pesar de que esta canasta ha redituado 8,6% este año, en comparación con el 5% del S&P 500, podría subir más, según Goldman.

Si Clinton gana las elecciones, se espera que su plan de impuestos se parezca mucho a uno propuesto por el presidente Barack Obama en febrero que aplicaría un impuesto único del 14% a ganancias en el extranjero que antes no estaban gravadas, lo cual produciría $240 mil millones adicionales en recaudación impositiva, dijo Goldman. Si Trump gana, su propuesta actual es de un impuesto del 10% sobre ganancias pasadas mantenidas en el extranjero.

La última vez que el gobierno de Estados Unidos ofreció una concesión fiscal para las ganancias mantenidas en el extranjero fue en 2004, bajo la ley conocida como Homeland Investment. La legislación aumentó las ganancias repatriadas en 270% a $300 mil millones en 2005, en comparación con $82 mil millones en 2004, según datos de Goldman.



Ver comentarios