Logo La República

Jueves, 27 de enero de 2022



NACIONALES


Oportunidad es una buena puerta para primer trabajo

¿Cómo conseguir empleo a través de una práctica profesional?

Personas experimentadas no deberían temer hacerlas

Jeffry Garza jeffrygarza.asesor@larepublica.net | Martes 31 julio, 2018

Francisco Villalta, de Search, posa en las instalaciones de la empresa
“Es una crónica de una muerte anunciada si usted llega a una práctica y no le aclaran qué va a hacer ni a quién va reportar”, dijo Francisco Villalta, coach empresarial de la consultora Search. Esteban Monge/La República


Una práctica profesional puede ser la puerta de entrada a un empleo, por lo que este periodo aproximado de 100 días en una empresa es trascendental.

“Tres meses es un periodo lo suficientemente largo que te permite mostrar tus cualidades, pero además es un lapso razonablemente corto para que la empresa decida invertir sus recursos en el candidato”, valoró Francisco Villalta, coach empresarial de la consultora en recursos humanos Search.

Este tiempo también es suficiente para que ambas partes se den cuenta si son compatibles.

El primer paso para ser exitoso en la práctica es conocer exactamente qué requiere la empresa del potencial empleado o practicante, es decir, que estén claramente delimitadas sus funciones y metas.

Segundo, hay que tomar en cuenta el método para llegar a los resultados, ya que hay expectativas de la empresa a nivel de comportamiento.

“Puede que se cumplan las metas, pero esto no debe ser a costa de erosionar las relaciones personales de la institución”, explicó Villalta.

El practicante también debe identificar quiénes son los actores clave en la organización y en su círculo cercano de colaboradores.

“Todos son importantes en una organización, pero hay algunos que pueden influenciar más u obstaculizar la consecución de tus resultados”, detalló el experto.

Por último, el practicante debe tener gestión de sí mismo: control de emociones, dominio propio y superar el miedo de entrar a una organización nueva.

Con base en estos cuatro aspectos debe elaborarse un plan con objetivos claros, entregables al superior o supervisor dentro del plazo del periodo de práctica o prueba.

¿Qué evitar?

No es recomendable hacer más trabajo que el asignado, sino ser efectivo en el rol que se cumple dentro de la organización.

Muchas veces el exceso de trabajo y funciones son una forma solapada de explotación laboral.

También se sugiere adaptarse a las exigencias de la compañía, aunque algunas choquen con nuestro ideal de autogestión, como por ejemplo, los supervisores que “respiran en la nuca”.

Esto pasa sobre todo en grandes organizaciones, donde los lineamientos son más rígidos y hay menor probabilidad de sugerir cambios en sus prácticas.

Los empleados tampoco deben crearse falsas expectativas sobre un posible empleo, si no las hay desde un inicio de la práctica.

Si al practicante no se le asignan funciones específicas ni un supervisor, es muy probable que en la organización no estén contemplando contratarlo.

Cabe destacar que las prácticas profesionales no tienen el objetivo único de concursar para un puesto, sino que también sirven para experimentar el mundo laboral y completar estudios académicos.

En el caso de los desempleados o personas que ya tienen vasta experiencia laboral, deben ser más selectivos con los lugares de práctica, recomienda Villalta. En el más pesimista de los casos, podrían tener como recompensa una buena carta de recomendación.

Recomendaciones

Estas son algunas recomendaciones para tener éxito en una práctica profesional:

  • Cumplir objetivos
  • Entregar reportes de funciones
  • No hacer más trabajo que el asignado
  • Controlar emociones
  • Identificar actores clave de la compañía
  • Adaptarse a exigencias de la organización


Fuente: Search


NOTAS RELACIONADAS


Salario emocional gana popularidad en empresas

Miércoles 02 agosto, 2017

Flexibilidad de horarios y espacios para entretenimiento entre las opciones






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.