Logo La República

Viernes, 24 de enero de 2020



ACCIÓN


Comer mal y no ejercitarse en diciembre podría activar alguna enfermedad

Walter Herrera [email protected] | Miércoles 04 diciembre, 2019

muñeco fuerte de frutas
De nada vale entrenar cinco o seis veces a la semana si no come bien, aseguran los expertos de World Gym. Shutterstock/La República


Si bien algún sector de la población utiliza el mes de diciembre, las fiestas y demás actividades sociales para ingerir las comidas tradicionales de la época, dejarse llevar por la mala alimentación y no ejercitarse podría activarle algún tipo de enfermedad, en el peor de los casos.

Karla Solís, nutricionista deportiva y coach en World Gym, explicó que las personas deben analizar sus conductas alimenticias y mejorar sus hábitos para evitar algún tipo de crisis.

Lea más: Variable de nutrición debe incluirse en canasta básica, demanda Restauración Nacional

“A nivel de salud, un consumo excesivo de grasas saturadas en un período corto puede desarrollar una dinámica bioquímica en el cuerpo, y a nivel fisiológico generar un debut de alguna enfermedad, hay personas que tienen un gen que codifica la glucosa y mucho exceso podría desencadenar en una diabetes”, señaló la especialista en nutrición.

Explicó que la dinámica de prohibición de alimentos no funciona, sino el aprender a escogerlos en la cantidad y tiempo adecuado.

“Tenía una paciente que le gustaban mucho los Corn Flakes con leche condensada y se comía hasta diez, pero en su lugar esperó a que quedaran los últimos y tomar uno o dos porque de por sí ya no había más”, contó la nutricionista.

Lea más: Llega al mercado seguro empresarial de salud y nutrición

Otro error es caer en la dinámica mental de que diciembre es un mes de premio y libertad para los placeres alimenticios.

Por eso, Solís recomienda primero cuidar el peso y luego buscar el equilibrio en las comidas.

“Un tamal cumple con las calorías de todo un plato fuerte, la estrategia es que si se lo come en la merienda, todo bien, pero en el almuerzo meta más vegetales y ensalada para equilibrar el costo calórico”, dijo.

Todo esto sin dejar de lado el ejercicio, que es un impulso para la buena alimentación.

“Los pequeños cambios hacen la diferencia, como levantarse si trabaja mucho tiempo sentado, hacer cinco sentadillas, aunque sea, caminar más en el trabajo, procurar más pasos al día”, señaló Jose Daniel Montero, entrenador de planta de World Gym.

Por medio del ejercicio, el cuerpo libera toxinas y desechos, además de la grasa, aunque el ejercicio no es milagroso y hay que comer bien.

“Siempre van a haber excusas, pero el día tiene 24 horas y media hora no es mucho para entrenar aunque sea una rutina básica”, afirmó el entrenador.



NOTAS RELACIONADAS


“La nutrición juega un papel importante y debe acompañar a todos los tratamientos”, destacó Marcia Pérez, nutricionista clínica y bariátrica de la Clínica Bíblica. Esteban Monge/La República

Conozca varios consejos de alimentación para pacientes con cáncer de mama

Viernes 18 octubre, 2019

Contar con una buena alimentación antes, durante y después del tratamiento beneficia a los pacientes con cáncer de mama.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.