Enviar

Coma revive opciones

El piloto español le recortó seis minutos a Barreda y mete presión

201501112224010.a2.jpg
Marc Coma no da nada por perdido y menos ahora que está a seis minutos del líder Joan Barreda.FRANCK FIFE-AFP/La República
El piloto de motos español Marc Coma (KTM) recortó 5 minutos y 59 segundos de la diferencia con el líder del Dakar 2015, su compatriota Joan Barreda en una etapa entre Iquique y Uyuni que ganó el portugués Paulo Gonçalves (Honda).
Coma terminó la etapa segundo, a solo 14 segundos del luso, que firmó su primer triunfo parcial en la presente edición del Dakar.
No fue el día para Barreda, quien sufrió una caída y la rotura del manillar en el kilómetro 200 lo que le obligó a terminar el tramo conduciendo “con una sola mano”, arribó en la décima posición, a 6 minutos y 28 segundos del ganador.
Barreda mantuvo el liderato, ahora con 6 minutos y 28 segundos sobre Coma, quien revive sus opciones de pelear por el título.
“He tenido una caída y la mala suerte de que he roto el manillar, y he tenido que venir 130 kilómetros con navegación difícil y con una mano”, relató el castellonense.
La dificultad de la jornada de ayer, además de la altitud en la llegada a Bolivia, fue incrementada por el camino complicado que antes dejaron los coches a su paso bajo una intensa lluvia.
“Motivado he estado siempre y con ganas de luchar también. Sigue estando igual de difícil que antes. Estamos un poquito más cerca pero nos quedan seis días de carrera, toda una vida”, aseguró Coma.
Por su parte, en coches el piloto de autos sudafricano Giniel de Villiers tuvo un percance sobre el final que le arrebató el triunfo y lo dejó servido al saudí Yazeed Alrajhi, el primero de Toyota en esta edición.
Alrajhi paró los cronómetros en 3 horas, 26 minutos y 49 segundos.
“Hoy (ayer) fue un muy buen día porque logramos combinar la conducción rápida y divertirnos”, dijo Alrajhi que está debutando en el Dakar tras haber ganado el año pasado el rally de Egipto.
La victoria del saudí quebró la hegemonía de los Mini.
De Villiers, que marcha segundo en la clasificación general a ocho minutos y 27 segundos del líder, el catarí Nasser Al-Attiyah (Mini), culpó de su mala suerte al polvo levantado por un helicóptero, pues según explicó después, este le limitó la visibilidad, le hizo pinchar y chocar contra una piedra.
Esta situación retrasó al sudafricano, que finalmente llegó cuarto. Tras el saudí, arribaron el argentino Orlando Terranova (Mini) y Al-Attiyah.
“Este Dakar es frustrante para mí porque gané tres etapas, fui segundo en otra más y estoy décimo en la general”, afirmó Terranova, que llegó segundo a Iquique.
La octava jornada disputa este hoy entre Uyuni e Iquique, y una especial de 784 kilómetros que marcará el cierre del maratón.

201501112224010.a22.jpg

Uyuni, Bolivia/EFE

Ver comentarios