Enviar

Empresas conservan tierras privadas

Las compañías pueden ayudar a la conservación de los recursos en terrenos que no son del Estado

Empresas costarricenses realizan voluntariado económico para contribuir a la conservación de la naturaleza en zonas privadas y así alentar a dueños a que no las dañen.
Se trata de un pago especial para proteger cuatro áreas específicas: los recursos hídricos, la belleza escénica, la biodiversidad y las zonas que ayuden a la mitigación de gases.
El Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO) emite en primera instancia un reconocimiento financiero por parte del Estado a los propietarios de bosques y plantaciones forestales por los servicios ambientales que estos proveen. El programa se financia con el 3,5% del impuesto a los combustibles que se desprenden gracias a la Ley Forestal 7575.
Sin embargo, el dinero generado no es suficiente para hacer los pagos a los terratenientes, por lo que la ley permite a FONAFIFO financiarse del voluntariado de empresas.
“Realizamos convenios con empresas que cubren hasta el 100% del llamado Pago por Servicios Ambientales (PSA)”, afirmó Carmen Roldán, directora de Desarrollo y Comercialización de Servicios Ambientales.
Las empresas tienen la opción de escoger a qué tipo de PSA quieren donar. Por ejemplo, si una empresa fabrica sus productos a base de agua, entonces puede firmar un convenio con el PSA de conservación de recurso hídrico.
Asimismo, si la empresa no quiere firmar un convenio de PSA a largo plazo, puede comprar un “Certificado de Servicio Ambiental”, que consiste en ayuda económica sin un monto establecido a cualquier área de conservación de su preferencia.
Los propietarios interesados en recibir un PSA deben enviar una presolicitud a FONAFIFO.
Pero “las prioridades de Pagos por Servicios Ambientales no las establece FONAFIFO, sino más bien el Sistema Nacional de Areas de Conservación (SINAC), quienes determinan los sitios ecológicos más importantes, y en materia de recurso hídrico la que da la pauta es la Dirección de Aguas del MINAET”, aseguró la directora.
“Con el programa de PSA se obtienen múltiples beneficios para Costa Rica y el planeta, como la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero (fijación, reducción, secuestro, almacenamiento y absorción); la protección del agua para uso urbano, rural o hidroeléctrico, la protección de la biodiversidad y los ecosistemas, y de la belleza escénica natural con fines turísticos o científicos”, afirmó la jerarca.

Luis Diego Coronado
[email protected]

Ver comentarios