Logo La República

Domingo, 20 de septiembre de 2020



RENTA


Propuesta de nuevo impuesto sin ambiente en el Congreso

¿Cobrar renta mundial?, diputados piden a Carlos Alvarado no perder el tiempo

Para aumentar la recaudación es vital mejorar el clima de negocios, según diputadas

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 26 agosto, 2020

Tres mujeres
Para aprobar cualquier impuesto, el gobierno de Alvarado debería contar con el respaldo de al menos 38 legisladores, lo cual, no sería capaz de alcanzar sin la ayuda de Liberación, la Unidad y Nueva República, ya que juntos suman más de 30 votos de los 57 disponibles. Archivo/La República.


En vez de impulsar propuestas que afectan la reactivación económica y la imagen del país como destino de negocios, como es el caso de la renta mundial, el presidente Carlos Alvarado debería apoyar otras iniciativas que sí generen oportunidades de inversión y no perder el tiempo, según diputadas de Nueva República, Liberación Nacional y la Unidad.

La advertencia la hacen varios días después de que el gobierno se mostrara proclive a apoyar nuevos impuestos, tomando como base el texto que propuso Welmer Ramos, diputado del PAC.

Lea más: Yorleny León: “Cobrar renta mundial es un mal negocio porque afectaría imagen del país”

El hecho de que el país esté enfrentando una pandemia sanitaria del Covid-19 y económica al mismo tiempo, haría contraproducente impulsar nuevos tributos, ya que se contraería la inversión, afectando la generación de empleos, por lo que sería irresponsable, dijo Carmen Chan, jefa de Nueva República.

Lea más: ¿Gravarán lo que generé en el exterior? Lo que debe saber del impuesto de renta universal

Por otra parte, el país carece de una infraestructura tributaria que permita identificar, dar seguimiento y cobrar dichos impuestos, según Yorleny León, diputada de Liberación Nacional.

La renta universal o mundial es aquella en la que se gravaría a los contribuyentes con residencia en nuestro país, es decir, sean nacionales o no, sin importar si esa renta, riqueza o utilidades las generaron dentro del territorio nacional o afuera.

De esta forma, un costarricense en cualquier parte del mundo, como es el caso del futbolista Keylor Navas, tendría que pagar un tributo en Costa Rica, por lo que gana en Francia como portero del Paris Saint-Germain.

Para aprobar cualquier impuesto, el gobierno de Alvarado debería contar con el respaldo de al menos 38 legisladores, lo cual, no sería capaz de alcanzar sin la ayuda de Liberación, la Unidad y Nueva República, ya que juntos suman más de 30 votos de los 57 disponibles.

“Se trata de una propuesta irresponsable, meramente ideológica que se vende como una solución a los problemas del país, y que en realidad no es más que populismo. Aprobar la renta mundial disminuiría la competitividad y por ende significaría un empobrecimiento para los costarricenses”, finalizó María Inés Solís, diputada de la Unidad.


Opuestas


La oposición rechaza la posibilidad de cobrar nuevos impuestos, incluido el plan de renta mundial.

Carmen Chan

Jefa
Nueva República


En este momento el país está sufriendo una pandemia sanitaria y una crisis económica sin precedentes, que nos tiene al borde de la bancarrota económica y social.
Por otra parte, recién estamos saliendo de la aprobación de una reforma fiscal importante, que se concretó luego de décadas de discusiones políticas, y apenas se están poniendo a caminar las reformas hechas, e implementando las modificaciones en la administración tributaria.
En estas circunstancias es poco razonable e, incluso, irresponsable, pensar en una nueva modificación a la imposición de renta, cuando el país debe salir de un bache económico grave, y de una adaptación institucional, de corte tributario, importante.

Yorleny León

Diputada
Liberación Nacional


Costa Rica no está en posición de aumentar ni las tarifas fiscales (% de impuestos), ni la base impositiva (lo que pretende la renta mundial), debido a los problemas económicos que afronta, especialmente en cuanto a su crecimiento, que ya desde antes de la crisis venía en desaceleración, y ahora durante la pandemia, se sumergió en crecimientos negativos, es decir, contracción económica.
Si bien, en algún momento podríamos dirigirnos a aplicar una renta mundial, lo cierto es que a hoy podría no resultar un buen negocio, desde el punto de vista tributario o para la imagen del país.
Por otra parte, el país carece de una infraestructura tributaria que permita identificar, dar seguimiento y cobrar dichos impuestos.

María Inés Solís

Diputada
PUSC


Se trata de una propuesta irresponsable, meramente ideológica que se vende como una solución a los problemas del país, y que en realidad no es más que populismo.
Aprobar la renta mundial disminuiría la competitividad y por ende significaría un empobrecimiento para los costarricenses.
Debemos de tener claro que Costa Rica es un “importador de inversiones” no un "exportador de inversiones" y en este sentido esta es una propuesta peligrosísima. Estaríamos ahuyentando la inversión de nuestro país, algo que no nos podemos permitir y mucho menos en este momento en donde este debería de ser un componente fundamental para poder superar esta crisis, que no solo nos ha dejado el coronavirus sino las malas decisiones del Gobierno, y esta es una más que se suma a la lista.


NOTAS RELACIONADAS






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.