Logo La República

Lunes, 21 de septiembre de 2020



ACCIÓN


Clippers reverdecen futuro

Sergio Alvarado [email protected] | Lunes 10 diciembre, 2012



Clippers reverdecen futuro

Californianos disfrutan del éxito y se sacuden de la sombra de sus alicaídos vecinos Lakers

Con Chris Paul como eje del equipo, los Clippers viven una nueva era que los posiciona como protagonistas de la NBA. En la acción, Paul es marcado por Derek Fisher de los Mavericks. Stephen Dunn/AFP/La República

Hace unos tres años todavía, cuando la palabra baloncesto se mencionaba en Los Angeles, se pensaba inmediatamente en los Lakers, el laureado equipo multicampeón cuna de algunas de las máximas leyendas en la historia de este deporte, dejando al otro conjunto angelino, los Clippers relegado a un segundo plano.
Igual lo experimentan los Mets de Nueva York en el béisbol americano, se vieron eclipsados por la sombra de sus poderosos vecinos los Yanquis, sin que se le considerara un representante de peso en contraste de su rival local. Hoy los Clippers cuentan otra historia.

El “otro” conjunto angelino domina la División del Pacífico en la Conferencia Oeste, con una forja de 13-6 y una racha de cinco ganes al hilo, posiblemente ampliada a seis ayer luego del encuentro ante Los Raptors, uno de los peores equipos de la liga.

La explicación a esta realidad es simple, pero se divide en varios aspectos, sin duda el primero de ellos es el peso y la profundidad de una de las mejores planillas de la NBA hoy por hoy. La combinación de algunos de los mejores jugadores jóvenes con veteranos en gran forma, le depararon al técnico Vinny Del Negro un equipazo.

¿Se puede culpar a los Lakers del resurgir de los Clippers? Más allá del deficitario rendimiento del conjunto de Kobe Bryant y sus compañeros, la directiva amarilla tuvo la gran oportunidad de fichar al base Chris Paul, al final declinó y un negocio posterior lo envió a los Clippers, donde se convirtió en el estandarte de un proyecto exitoso.

Tras la llegada del jugador de 27 años se juntó con la torre de 2,08 metros, el ala pivot Blake Griffin y formaron uno de los mejores dúos en la duela, que los llevó a ambos inclusive a formar parte del “Dream Team” estadounidense que se dejó el oro en Londres 2012.

Súmele los aportes de algunas hombres de experiencia en los aros como Chauncey Billups, como orquestador, los aportes en el aro de un Jamal Crawford (17,9 líder de puntos) y el renacer de un “ex-Laker” en un hombre hambriento de revancha como Lamar Odom y tiene una planilla balanceada en todos los campos.

Por ello bajó la batuta de Billups, además de fortalecer la ofensiva, el equipo pierde muy poco el balón, acercándose a un alentador promedio de entre cinco y siete pérdidas en los últimos juegos.

“El controla el tiempo”, dijo Del Negro, “además con Chris (Paul) tenemos dos jugadores que pueden controlar el juego y eso se lo hace más fácil a todos”.

Prueba importante será la que enfrente el equipo a partir de esta semana, cuando emprendan una gira como visitantes durante los próximos cinco juegos y deban salir del Stapples Center, lugar que se ha convertido en su fortaleza y tiene el mejor récord como local (9-3) solo superado por el Thunder de Oklahoma (10-2).

Tanto Del Negro como Odom y otros veteranos terminarán su contrato al final de temporada, por lo que saben que este equipo ya no está para promesa, sino para ser toda una realidad, una vez que entró en el foco de la atención.

Sergio Alvarado
[email protected]


 






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.