Cinco beneficios que podrán tener las pymes con la factura electrónica
Imagen con fines ilustrativos. Cortesía Gosocket/La República
Enviar

El próximo año la factura electrónica será obligatoria para las empresas y los profesionales liberales, situación que pueden aprovechar las pymes para hacer crecer su negocio.

Además del ahorro de costos que implica incorporar este sistema en los procesos de una compañía, también hay una serie de beneficios para las pymes, identificados por Gosocket, empresa dedicada a la capacitación sobre factura electrónica en nuestro país.

La primera de ellas es la protección contra el fraude, ya que la factura digital acorta los plazos de tramitación y cobro. También facilita seguir el rastro de una operación financiera.

Otra ventaja es la facilidad de almacenamiento, pues en lugar de bodegas con facturas físicas, las pymes podrán tener una copia de seguridad de todos sus archivos, ya sea en su disco duro, en un disco externo, un servidor físico o hasta en la nube.

Esto, desde luego, minimiza el riesgo de perder alguna factura y permite ordenarlas por criterios de fecha, categoría de servicio o precio.

En Gosocket también hablan de mayor productividad y menor probabilidad de que haya un error humano.

El cliente también estará más satisfecho, por la reducción en los tiempos de cobro y facturación.

“El proceso de emisión de factura es muy sencillo y eficiente. Al ser un sistema digital, se busca que quien la reciba, tenga la posibilidad de realizar un pago más eficiente y que la gestión administrativa de la empresa sea lo más sencilla posible”, dijo Sergio Chaverri, socio fundador de Gosocket.

Por último, la digitalización de este proceso lo hace más transparente, ya que la autoridad fiscal puede tener más control sobre los contribuyentes, agregó Chaverri.

Las ventajas:

  • Protección contra el fraude
  • Facilidad de almacenamiento
  • Reducción del riesgo al mínimo
  • Mejora la satisfacción del cliente
  • Transparencia fiscal
Ver comentarios