Logo La República

Sábado, 23 de febrero de 2019



INVERSIONISTA


Déficit de 2018 es 1,2 puntos menor de lo pronosticado, y 0,2 puntos menos que en 2017

Cifras del déficit: ¿paso positivo o maniobra contable?

Deuda sin presionar al alza las tasas y medidas de contención del gasto, entre acciones que mejoraron el panorama fiscal del país

Redacción La República [email protected] | Lunes 28 enero, 2019

Inversionista
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


¿Cómo debemos interpretar los datos de Hacienda sobre el déficit?

¿Se trata de un paso positivo para el país, o es una maniobra contable valedera?

La respuesta depende de cómo se interpreten los datos.

Es un paso positivo, al ver la disminución del déficit; esto si se compara el resultado del 6% del PIB y la modesta reducción respecto al 6,2% del año anterior.

Lea más: Costa Rica recuperaría el “grado de inversión”, con los cambios estructurales

Incluso si se compara con el monto pronosticado en enero del año pasado del 7,2%, mientras se entiende la necesidad de seguir con las medidas de control de gasto.

En cuanto al pronóstico de hace un año, lo que pasó es que el Gobierno en la segunda mitad de 2018 hizo avances que no eran predecibles cuando se estimó en el 7,2%.

Entre los factores más importantes para producir esta rebaja está el de obtener el financiamiento a tasas menores de las esperadas mediante las letras del tesoro y los contratos de colocación.

Eso en lugar de presionar al mercado local, tal y como sucedió a finales de 2017, con bonos incluso por encima de 2 puntos porcentuales de la curva de rendimientos, por la urgencia de los recursos, algo que se esperaba iba a repetirse durante todo 2018.

Otro factor tiene que ver con las medidas de contención del gasto que fueron anunciadas a finales de mayo, entre las que se indicó la reducción tanto en las transferencias como en el incentivo de dedicación exclusiva, y el pago de la anualidad como un monto fijo y no un porcentaje salarial para todo el sector público, entre otros.

Lea más: Preocupaciones políticas y cambiarias sobre los eurobonos

Un tercer factor fue el crecimiento de la deuda a una tasa menor con referencia al PIB, esto también ayudó a detener el crecimiento del déficit por debajo de lo esperado.

La relación deuda-PIB de hecho es inferior en 1,7 puntos porcentuales a lo estimado, siendo del 53,7% para el año pasado a cambio del 55,4% pronosticado.

En cuanto a los ingresos, la amnistía tributaria (otro elemento que no estaba en consideración del pronóstico de inicios del año pasado) por su parte compensó parcialmente una merma en la recaudación.

La otra interpretación de los datos también es legítima: el déficit al 6,0% del PIB es 0,2 puntos porcentuales por debajo del de 2017.

En este caso, la diferencia entre los dos años es pequeña, incluso el recorte en los gastos del Gobierno se debe en parte a la baja inversión en obra pública, algo que Hacienda propiamente ve como dañino para el desarrollo económico a largo plazo.

Por otro lado, el crecimiento del 3,5% en los gastos del Gobierno en 2018, representa la cifra menor de los últimos cinco años.

Incluso, el presidente Carlos Alvarado reconoce la necesidad de poner la economía en una base sólida.

“Aunque las cifras son buenas, tampoco son para dormirse en los laureles”, dijo el mandatario la semana pasada.



Gastos a la baja


En los últimos años el Gobierno viene bajando el crecimiento de los gastos, lo cual es importante para contener este disparador del déficit, el año pasado fue el de menor crecimiento de la última década.

Elaboración propia con datos de Hacienda

Contención Gasto


Bajas buenas y malas


En todos los rubros fiscales hubo una disminución, bien por la baja en gastos; pero preocupa que en 2018 existiera una baja en los ingresos tributarios, incluso a pesar de la amnistía (cifras expresadas como porcentaje del PIB, diferencia en porcentaje).

Rubro 2017 2018 Diferencia
Ingresos 14,5 14,2 -0,23
Gastos 20,6 20,2 -0,39
Déficit 6,2 6,0 -0,20

Elaboración con datos de Hacienda

Déficit Costa Rica


El problema


La deuda seguirá aumentando este año, al tener que financiar un faltante de recursos por los ingresos tributarios y todavía tener un monto alto de gastos que deben irse recortando (cifras de la deuda expresadas como porcentaje del PIB).

Elaborado con datos de Hacienda

Deuda Costa Rica


Aún falta


Aun cuando se logró contener el crecimiento del déficit la mayoría de opiniones apunta a que aún faltan cosas por hacer.

Rocío Aguilar

Ministra
Hacienda


La caída del déficit es de 0,20 puntos porcentuales

Cuando se hace la comparación con el 7,20% es porque en el presupuesto de 2018 el déficit estimado era por esa cifra, estas estimaciones incluso son parecidas a las que esperaban organismos internacionales y calificadoras, y no al 6% como realmente sucedió.
La razón por la que terminamos con un déficit más bajo es porque hay elementos que jugaron a favor y algunos en contra.
En contra, la caída en la producción es notable, si esto no hubiera sucedido, la disminución del déficit sería todavía mayor.
Por otro lado, las medidas que se tomaron en mayo de carácter administrativo, influyeron en la contención del gasto, un 0,2% del PIB fue lo que bajó por esto.
Las remuneraciones quedaron muy por debajo del presupuesto, algo que nunca había sucedido, porque siempre se ejecutaba como el 98%.
Y por una vez, la amnistía tributaria que les agregó un 0,20% del PIB a los ingresos.
Aún faltan medidas por desarrollar, para seguir mejorando.

Fernando Naranjo

Economista
Cefsa


Deuda sigue financiando un 30% de los gastos

El déficit del Gobierno efectivamente se redujo en un 0,2% del PIB. Sin embargo, cuando se analiza el déficit con relación al gasto total no hay ninguna disminución (30% en ambos años). Esto significa que estamos financiando con endeudamiento un 30% de las erogaciones del Gobierno.
Para 2019 considero que la economía continuará creciendo modestamente de modo que los ingresos tributarios, salvo por el impacto de la reforma recientemente aprobada, no mostrarán un dinamismo especial.
Estimo que en 2019 el déficit con respecto al PIB será muy parecido al de 2018, lo cual implica que la deuda pública continuará creciendo.
Esa es precisamente la principal razón por la que las empresas calificadoras de riesgo más importantes en el mundo rebajaron la nota para los bonos de Costa Rica.

Emmanuel Agüero

Especialista Análisis Económico
Aldesa


Necesitamos dar estas señales positivas

Hay que verlo como un balance entre aspectos positivos y algunas áreas donde el Gobierno necesita dar mejores señales.
Primero, el esfuerzo de reducir el déficit fiscal respecto a 2017 por medio de una contención del gasto lo calificamos positivo y son señales que el mercado local e internacional está esperando.
No obstante, aún vemos necesarias las reformas estructurales y la aplicación de la regla fiscal para que se materialice con mayor fuerza el ahorro en el gasto corriente (transferencias corrientes y salarios).
Esto último lo resaltamos porque la disminución del gasto/PIB estuvo más balanceada hacia el gasto de capital, el cual cayó en 0,6 puntos del PIB respecto a 2017, y es este quien tiene la relación más fuerte con el crecimiento de largo plazo, pero también es de los gastos más flexibles.
Por otra parte, hay algo que no se ha discutido mucho y es la reducción del déficit primario en 0,6 puntos del PIB respecto a 2017, y desde nuestra perspectiva, eso es un dato clave, porque es el balance primario el cual está conectado con la dinámica de la deuda/PIB, y con la magnitud del ajuste fiscal que un país debe realizar.


NOTAS RELACIONADAS