Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



GLOBAL


China firma TLC con Perú

| Miércoles 29 abril, 2009



China firma TLC con Perú

Pekín
EFE

China y Perú firmaron ayer un Tratado de Libre Comercio (TLC) destinado a impulsar la inversión del gigante asiático en el país suramericano y el comercio entre dos países que se dicen complementarios.
El acuerdo se convierte en el segundo suscrito por Pekín con un país de América Latina después del rubricado con Chile.
Mercedes Aráoz, ministra peruana de Comercio Exterior y Turismo, y Yi Xiaozhun, viceministro chino de Comercio, estamparon ayer sus firmas en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín en una ceremonia a la que asistieron los vicepresidentes de ambos países, Luis Giampietri y Xi Jinping.
La presencia de ambos vicepresidentes en el acto resaltó la voluntad política expresada por sus presidentes, Alan García, y Hu Jintao, en el impulso al acuerdo “más completo e integral” que China haya firmado, según el embajador peruano en China, Jesús Wu.
Antes de la firma, el también vicealmirante de la Marina peruana y la ministra de Comercio, se reunieron con quien se considera el sucesor del presidente Hu Jintao, acompañados de sus respectivas delegaciones.
Giampietri quiso destacar la complacencia peruana por la visita bilateral a Perú de Hu el pasado noviembre y a la cumbre de APEC, que se celebró en Lima del 17 al 23 del mismo mes.
“Expreso también mi sentimiento en lo personal pues le conocí como encargado de la organización de los eventos a los que asistió el presidente Hu”, añadió Giampietri.
García desea elevar los $7.307 millones de inversiones chinas en 2008 (el 37% más que en 2007), a $15 mil millones en 2015 y gigantes chinos como Chinalco, Shougang y Zijin estudian ya el aumento de sus inversiones mineras en Perú.
El TLC facilita la inversión en minería y energía eléctrica, eólica, petróleo o gas e infraestructuras necesarias a las explotaciones mineras y en el sector pesquero para producir, ya que China es el primer comprador de harina de pescado.
Completan el TLC acuerdos de cooperación aduanera o de lucha contra la pobreza, con programas como el cultivo del gusano de seda.
“Para que ambas partes no se perjudiquen impositivamente, se permitirá a las autoridades aduaneras consultar durante 90 días el origen y el valor de cada exportación, para evitar el delito de subvaloración del producto”, afirmó el embajador peruano.