Chile calcula impacto tras supuesta manipulación en ranking de negocios
Enviar

El gobierno de Michelle Bachelet intenta sopesar los costos políticos y económicos de una supuesta manipulación en el Banco Mundial que habría reducido injustamente la posición de Chile en el ranking Doing Business.

La reciente caída de Chile en ese índice se atribuyó casi por completo a cambios metodológicos que podrían haber tenido una motivación política y no a un deterioro en el entorno comercial del país, advirtió Paul Romer, economista jefe del banco.

Por esto, la presidenta Bachelet exigió de inmediato una investigación del Banco Mundial.

"En vista de las preocupaciones expresadas por nuestro economista jefe, Paul Romer, en los medios y nuestro compromiso con la integridad y la transparencia, llevaremos a cabo una revisión externa de los indicadores correspondientes a Chile en el informe Doing Business", anunció el banco.

Pero, ¿tuvo un impacto en la economía y la política de Chile el informe? El producto interno bruto ha experimentado los cuatro años más lentos de crecimiento desde principios de la década de 1980, con una disminución de la inversión en cada uno de esos años.

Los grupos empresariales y la oposición culparon de la desaceleración a la decisión de Bachelet de aumentar impuestos y empoderar a sindicatos; mientras que el gobierno dijo que se debía a una caída en los precios de los productos básicos, el informe Doing Business implicaba que por lo menos parte de la culpa recaía en Bachelet.

La coalición gobernante posteriormente perdió las elecciones presidenciales de diciembre frente a Sebastián Piñera, quien hizo campaña en una agenda favorable a los mercados y con promesas de duplicar el crecimiento económico.

El presidente electo asume el cargo el 11 de marzo. Aunque no se dice que el informe influenció a los votantes, generó quejas de la oposición.

Felipe Larraín, exministro de Hacienda de Piñera y miembro del consejo asesor del informe Doing Business, dijo que cualquiera “anormalidad” en las cifras sería algo muy serio e hizo un llamado al banco para clarificar la situación.

"Si el Banco Mundial, que es como el Vaticano en materia económica, dice que estamos el doble de mal de lo que estamos, la oposición usó esa información para pegarle al gobierno", añadió Jorge Rodríguez, ministro de Economía.


Ver comentarios