Enviar
Chávez da señales de reconciliación
Anuncios sobre crisis colombo-venezolana opacan firma de acuerdos con Brasil

La crisis colombo-venezolana relegó este viernes a un segundo plano la firma de 27 acuerdos de cooperación entre Brasil y Venezuela durante la visita del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva a Caracas.
Lula y su colega venezolano, Hugo Chávez, cumplieron por décima vez el compromiso de reunirse trimestralmente para pasar revista a las relaciones bilaterales, pero en esta ocasión el interés general se dirigió al papel mediador que Lula pueda jugar en la crisis entre Bogotá y Caracas.
Al final de la reunión, Chávez hizo honor a ese interés y reveló que Lula, que este viernes salía hacia Bogotá, “lleva una misión” a la capital colombiana.
“Lula lleva una misión de la que hemos hablado bastante con el secretario de Unasur, Néstor Kirchner, pero de eso no hablaremos hoy. Hablaremos mañana y pasado mañana. Estamos muy optimistas”, dijo Chávez.
Aunque el gobernante venezolano no fue explícito en cuanto al contenido de la misión, se dio por sentado que se refería a las gestiones que llevarán a cabo Lula y Kirchner ante el nuevo Gobierno colombiano para que se normalicen las relaciones entre Caracas y Bogotá.
Tanto Kirchner como Lula asistirán este sábado a la toma de posesión de Juan Manuel Santos como presidente de Colombia.
Venezuela estará representada en esa ceremonia por su ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro.
A la salida de la reunión con Lula, el presidente venezolano confirmó la asistencia de Maduro a la toma de posesión de Santos y dijo que saldrá hacia Bogotá “mañana por la mañana”.
Kirchner participó este viernes con Lula y Chávez en una reunión de la Mesa Presidencial Estratégica y Secretaría General de la Cumbre de Países de América del Sur y África (ASA).
Sin embargo, también abordaron el caso colombo-venezolano porque antes de salir hacia Bogotá, Kirchner dijo a la prensa que su tarea como secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) “es contribuir al reencuentro de dos naciones hermanas”.
Advirtió, sin embargo, que hay que tomarse “el tiempo necesario para que estas cosas empiecen a desaparecer de la vida latinoamericana y podamos retomar la convivencia de dos grandes pueblos como son Colombia y Venezuela”.
En la reunión de ASA, Chávez ya le había encomendado a Lula, con independencia de la “misión” posterior, que esta noche salude en su nombre a Santos como nuevo presidente de Colombia.
“Te ruego le lleves un saludo al nuevo presidente de Colombia”, le dijo Chávez al subrayar que “entre nosotros también hay quienes ponen palos a la rueda”, en alusión al antecesor de Santos, Álvaro Uribe, a quien ha llamado “mafioso pitiyanki”.
Venezuela rompió relaciones con el Gobierno de Uribe el pasado 22 de julio luego de las denuncias de Bogotá ante la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la supuesta presencia de guerrilleros colombianos en territorio venezolano, algo que Caracas calificó de “patrañas”.
Sobre las relaciones entre Brasil y Venezuela, Lula dijo que en los ocho años que ha ocupado la presidencia “se han hecho más cosas que en los cinco siglos anteriores”.
Los 27 acuerdos firmados este viernes se refirieron a áreas como la agrícola, finanzas públicas, proyectos sociales, relaciones fronterizas y tecnología.
Destacaron la iniciativa para establecer un polo de desarrollo que vincule a la región sureña de la Gran Sabana en Venezuela con la norteña brasileña de Roraima, teniendo en cuenta que son colindantes y pueden complementarse en numerosos aspectos.
Igualmente se acordó crear empresas para procesar alimentos y se dio el primer paso para instalar un sistema financiero popular similar al que en Brasil ha posibilitado a millones de pobres disponer de una cuenta de ahorro y tener acceso al crédito.
Al referirse al potencial que tienen las relaciones con Venezuela y en general con Suramérica, Lula dijo que la gestión de los políticos sería más exitosa si fuesen capaces de ver lo obvio.
Explicó que durante décadas la vista de Suramérica estuvo enfocada en el Norte (Estados Unidos) y que solo recientemente ha caído en la cuenta de que lo obvio es que su futuro no está arriba sino en su propia realidad.
“Estamos todos vinculados pero solo hace muy poco empezamos a darnos cuenta que tenemos mucho en común y que nosotros nos podemos dar más que lo que nos daba el Norte”, dijo Lula.
En esa línea, el presidente de Brasil acotó que los acuerdos firmados con Venezuela son “un pedacito más” de ese vínculo que une a todas las naciones suramericanas.
Chávez, por su parte, expresó que esta será, posiblemente, la última vez que Lula visite Caracas como presidente, ya que finaliza en diciembre su mandato, y se despidió de él con un abrazo.
“Es posible que sea tu última visita como presidente a Venezuela. ¡Cuánto te debemos, Lula!. Gracias de corazón”, dijo Chávez.

Caracas
EFE

Ver comentarios