Enviar
POETA cuenta con tres centros en el país a los que se sumarán otros tres este mismo año
Centros forman a discapacitados para integración laboral
Microsoft, Estados Unidos y Fundación CRUSA invierten casi $1 millón para su construcción
Programa regional nació en Guatemala en 2004, Costa Rica se incorporó en 2008

Poesía pura. A eso suena la iniciativa orquestada por la Organización de Estados Americanos (OEA) para la creación de centros de formación para personas discapacitadas por medio del Programa de Oportunidades para el Empleo a través de la Tecnología en las Américas (POETA), aulas que tienen como objetivo la inserción de los discapacitados en el mercado laboral.
El programa nació como piloto en Guatemala en 2004; llegó a Costa Rica en 2008. Hoy existen en el país tres centros POETA y este año esa cifra se va a duplicar.
En la actualidad, la experiencia se desarrolla en 14 países de América Latina, con 55 centros. A final de 2010 se espera contar con 74 aulas.
La construcción de los tres nuevos centros en el país se debe a la implicación de Microsoft, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos y la Fundación CRUSA que donaron casi $1 millón para tal fin.
Los tres centros, que funcionan desde hace dos años, ya han capacitado a 149 personas y hay otras 123 en proceso de formación. Las nuevas instalaciones tendrán capacidad para más de 300 personas.
En funcionamiento están, desde 2008, los centros de Barrio Luján y Tamarindo administrados por la Fundación Omar Dengo, y desde 2009 en Coronado, a cargo de la Central del Movimiento de Trabajadores Costarricenses.
Los nuevos abrirán sus puertas en Cartago, San José, y Limón y están en manos de la Fundación SOS para la Paz Universal, Visión Mundial y el Patronato Nacional de Ciegos.
Los “poetas” enseñan a las personas con discapacidad a usar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación como el paquete de Office o Internet.
“En Microsoft hemos sido socios del programa desde el principio, en toda América Latina”, afirmó Vilma Villalobos, gerente de Asuntos Corporativos en el país de la multinacional de software.
Con este programa se puede observar como la tecnología facilita la integración de las personas con discapacidad, facilitándoles las destrezas para superar sus dificultades. “Son un ejemplo de tesón, es conmovedor”, dijo Villalobos.
Los empresarios se han interesado en este programa, y desde POETA se han organizado talleres con unas 200 empresas para enseñarles qué es lo que se hace.

Daniel Zueras
[email protected]arepublica.net
Ver comentarios