Celulares acercarían a jóvenes a ingenierías y tecnologías
“La gran ventaja de utilizar el celular en las aulas es que a los estudiantes no les tenemos que explicar el uso del aparato, ellos ya saben emplearlo”, explicó Melchor Gómez, Gerson Vargas/La República
Enviar

A la hora de la enseñanza el uso de celulares es un aliado que mejorará la forma de aprendizaje y esto lo está captando el Ministerio de Educación Pública (MEP), de la mano de la Fundación Omar Dengo.

Para esto se propone “darle vuelta” al sistema tradicional de las aulas en el que el profesor explicaba a sus 20 estudiantes y que ahora lo hará mediante un teléfono celular.
“Los alumnos están acostumbrados a utilizar los móviles para el ocio. Llevarles el aprendizaje a través de este medio será sencillo porque ya lo manejan y no tenemos que convencerlos para que lo usen. Hay que enseñarles a hacerlo de modo crítico, no solo enfocado a lo lúdico sino al aprendizaje”, aseguró Melchor Gómez, especialista en mobileLearning, videojuegos y entornos digitales aplicados a la educación.
Una aplicación es en la enseñanza de matemáticas. La principal dificultad que enfrentan los estudiantes es lo abstracto que puede resultar su aprendizaje.
“El celular es como una navaja suiza porque tiene varios elementos, todos se pueden alinear con el aprendizaje de las matemáticas para que sea apegado a la realidad. Se puede aprender el cálculo de áreas, medir distancias con el móvil, apegarlo a la realidad mejora el aprendizaje”, ejemplificó Gómez.
De esta manera el educador puede elaborar videos explicativos para que los estudiantes pueden repasar en sus casa cuantas veces sea necesario hasta entender la materia. Y luego llegar al aula a ejecutar lo aprendido.
Además de que se hace más fácil o amigable el proceso de enseñanza, los alumnos tienen motivación y les toman gusto a estas actividades, lo que colaborará a aumentar las vocaciones y afinidades por estas carreras.
El uso de smartphones también incentivará el aprendizaje entre pares. Los estudiantes pueden pertenecer a un grupo de WhatsApp para aclarar sus inquietudes entre ellos y luego trasladarlas al aula.
Un factor que se debe tener en cuenta es que puede ser un distractor; sin embargo, es como en la vida de adultos: cuando una persona lo utiliza mientras está trabajando.
Pero, desde cuándo se puede iniciar con este tipo de enseñanza. Para eso no hay una respuesta estándar.
Desde el año pasado el MEP trabaja en un plan de aplicación para el aprovechamiento de los dispositivos móviles en unos 14 centros educativos públicos de la zona norte, Nicoya, Santa Cruz y Sarapiquí.

Alta oportunidad

Un dispositivo que ya se utiliza cotidianamente resultará más fácil de incorporar que uno que no resulta familiar. En América Latina los celulares ofrecen una importante ventaja respecto de otros dispositivos como las computadoras personales, laptops o netbooks.

En la región por cada 100 habitantes hay:

-17 computadoras personales
-1 celular por persona (en algunos países alcanza niveles de 1,3 o 1,4 celulares por habitante)

Fuente: Estudio de Unesco: Activando el aprendizaje móvil en América Latina

Ver comentarios