Enviar
Caso Jackson empieza a aclararse
La madre del cantante obtuvo la tutela de sus tres hijos y acceso a su último contrato con la empresa AEG

Carolina Barrantes y agencias
[email protected]

El laberinto que se formó con la muerte de Michael Jackson ya empieza a mostrar una salida; ya se definió el futuro de sus tres hijos y algunos aspectos de su herencia.
La madre del artista, Katherine Jackson, obtuvo la tutela definitiva de los tres herederos del Rey del Pop, Prince Michael, Paris y Prince Michael II, quienes seguirán viviendo en su casa en Encino, California.
Además, obtuvo el permiso para acceder al contrato que firmó el cantante con la empresa promotora AEG, responsable de los 50 conciertos que este iba a efectuar en Londres estos meses, derecho que le había sido negado.
La resolución la dictó un juez de la Corte de Los Angeles ayer, vista que definió dos de los misterios más importantes que surgieron luego de la muerte del intérprete de “Thriller” a los 50 años, el 25 de junio anterior.
Para entregar la custodia de los menores, la corte aprobó un acuerdo alcanzado la semana pasada por Katherine Jackson y Debbie Rowe, ex esposa del cantante y madre de los dos niños mayores de 12 y 11 años.
El arreglo establece que Rowe gozará del derecho de visitas de sus hijos y que seguirá recibiendo una pensión establecida en un acuerdo anterior, tras divorciarse del artista.
El monto rondaría los $4 millones según señala el New York Post, aunque se estima que en un inicio la ex esposa de Jackson habría solicitado $1 millón al año.
La tutela del hijo menor del cantante conocido, como “Blanket”, no supuso mayor problema, porque es fruto de una relación con una madre sustituta, cuya identidad nunca ha sido revelada.
La decisión de la corte angelina también permitió que la matriarca de la familia Jackson pudiera avanzar en sus intenciones de imponer su voluntad en el futuro reparto de bienes del cantante fallecido.
Katherine Jackson había reclamado poder acceder al contrato firmado entre su hijo y la compañía AEG, pero los dos ejecutores de la herencia designados por el artista, John Branca y John McClain, ocultaron esa información alegando un contrato de confidencialidad que no se podía vulnerar.
Lo que todavía está en entredicho es si la madre de los Jackson será incluida como tercera ejecutora del testamento elaborado en 2002 por el cantante de “Bad”.
La abuela Jackson, de 79 años, ha cuidado de sus nietos desde la muerte repentina del cantante, por lo que la corte también acordó suministrar a Katherine una asignación de dinero de las propiedades del cantante y otra manutención separada para los tres hijos del artista. Las cantidades no fueron reveladas.
La herencia del creador del “Moonwalk” no se conoce en detalle. Tras su muerte, el cantante dejó hasta $500 millones, pero sus lucrativos derechos de autor podrían compensar esa cifra.
Ver comentarios