Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NACIONALES


Casi mitad de homicidios tienen como móvil la venganza

Esteban Arrieta [email protected] | Martes 28 noviembre, 2017



El asesinato de Hans De la O Solís, fiscal de flagrancias de Heredia la semana pasada, podría ser un homicidio que encaje en la categoría de “venganza o ajuste de cuentas”, al igual que el 47% de los crímenes de este tipo reportados en 2017.


Si se mantiene el ritmo actual de los ajustes de cuentas, el país estaría cerca de 600 casos al terminar el año, marcando de esta forma, un nuevo récord en este índice criminal.


Paralelamente, ya se puede considerar la situación como una epidemia de salud pública, al superar la métrica de diez sucesos por cada 100 mil habitantes.

Lea más: Seguridad privada duplica capacidad de Fuerza Pública


Sin embargo, lo más grave es el empoderamiento de la mafia —sin importar si es pequeña, mediana o grande—, ya que se está militarizando a un ritmo acelerado, asevera Álvaro Ramos, exministro y experto en materia de seguridad.


En ese sentido, la política de liberación de reos ha llenado los barrios de criminales comunes, acentuado aún más los problemas de seguridad ciudadana e impulsando el índice de homicidios al alza.


“La lucha intestina entre pandillas y estructuras criminales se militariza cada vez más, con mayor violencia y eso, ya se nota en la estadística. Por otra parte, la política de liberación de reos ha sido un completo desastre, que tiene que revertirse de forma inmediata a partir del próximo gobierno, se está dejando libres a prisioneros sin ningún oficio y cuando salen de la prisión, reconstruyen sus estructuras criminales”, agregó Ramos.

Lea más: Inseguridad pasó de una "percepción" a realidad


Al 22 de noviembre, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tenía reportados 530 víctimas de homicidios, pero en el último mes del año suele darse un incremento en la actividad criminal y con ello, más sucesos fatales.


Desde que Luis Guillermo Solís es Presidente se ha dado un incremento notable en la cantidad de asesinatos, pasando de 411 en 2013, a más de 500 desde 2015.


“La crisis de inseguridad ha llegado a un punto extremo y el asesinato de un Fiscal en Heredia es el detonante final. La Ministra de Justicia juega a un garantismo total, mientras al país se lo comen las mafias narcos y los delincuentes comunes. Se requiere un cambio radical e integral”, aseveró Fernando Berrocal, exministro de Seguridad.


En una entrevista con LA REPÚBLICA a inicios de noviembre, Cecilia Sánchez, ministra de Justicia, defendió la política de cambio de régimen institucional para los privados de libertad, al considerar que el nivel de reincidencia es muy bajo.


“No llegamos ni a una reincidencia del 5% y eso es exitoso. ¿Se ha devuelto gente a la cárcel? Sí, pero hay 95 personas de cada 100 que aprovecharon esa oportunidad que les dimos. Nuestra estrategia está orientada a posibilitar que la mayor cantidad de personas lleven un plan de vida distinto”, aseveró Sánchez.

 

Guerra entre pandillas
La mayoría de asesinatos se da entre bandas criminales por territorio, droga, tumbonazos o simplemente para acallar un testigo.

Móvil  Cantidad
Ajuste de cuentas, venganza  250
Discusión, riña 94
Otros delitos  77
No determinado 71
Violencia doméstica 24
Represión actividad criminal   8
Profesional  3
Sexual  2
Trastorno mental  1
Total 530

Fuente OIJ

*Datos al 22 de noviembre


NOTAS RELACIONADAS