Candidatos quieren “sana competencia” entre taxistas y Uber
Los candidatos Antonio Álvarez de Liberación, Edgardo Araya del Frente Amplio, Juan Diego Castro del PIN y Otto Guevara del Movimiento Libertario, entre otros, quieren competencia en el servicio de transporte remunerado de personas. Archivo/La República
Enviar

Tras reconocer que frenar la movilidad colaborativa es imposible y que además miles de personas han encontrado una fuente de empleo, los aspirantes presidenciales de todos los partidos concuerdan en que es necesario legalizar cuanto antes Uber y plataformas similares.

La idea es que la apertura en el transporte remunerado de personas se convierta en una competencia “sana” entre taxistas y choferes de Uber y no en un mercado desbalanceado, de acuerdo con Antonio Álvarez de Liberación, Otto Guevara del Libertario, Juan Diego Castro del PIN, Edgardo Araya del Frente Amplio y Carlos Alvarado del PAC.

Sobre este tema, también se trató de obtener la opinión de Rodolfo Piza del PUSC  pero al cierre de edición ninguno respondió.

Para evitar una competencia desleal, es necesario que los conductores que usen una plataforma tecnológica paguen impuestos, seguros, coticen a la Caja y hasta acudan a la revisión técnica dos veces al año, como lo hacen en estos momentos los taxistas formales.

De esta forma, se liberaría el mercado de una forma controlada y al mismo tiempo, todos los choferes estarían en condiciones similares para competir.

La opinión de los candidatos a una semana de que los taxistas protesten una vez más en contra del gobierno por no sacar del mercado a los choferes de Uber.

Esto, sin importar que el sistema de licencia de taxis es caótico, en donde una misma persona o familia tiene 15 o 20 placas para explotar, cuando la ley establece que se trata de una por persona.

En ese sentido, los candidatos también consideran necesario acabar con la corrupción que rodea al servicio de taxis.

En estos momentos hay al menos 16 mil choferes de Uber en el país, mientras que otras plataformas nacionales ya suman mil colaboradores.

Asimismo, un 47% de los conductores son mujeres —en el caso de Uber—, que han encontrado empleo.

 


Reglas claras


Los aspirantes abogan por reglas claras en el uso de plataformas tecnológicas.

Carlos Alvarado

Candidato
Acción Ciudadana

Se debe dialogar mucho en la Asamblea y actualizar los marcos legales para las actividades económicas que se derivan de los avances tecnológicos.
El resultado debe garantizar la sana competencia, la responsabilidad tributaria y la seguridad social.
Me inclino por regular desde el Estado estas empresas para que no ocurra lo que sucede actualmente: que continúan operando, en un clima de alta conflictividad social y competencia sin igualdad de condiciones, sin norma ni garantía para las personas que son actores económicos de la actividad.

Antonio Álvarez

Candidato
Liberación Nacional

Liberación Nacional Uber debe operar "nivelando el mercado", debe pagar seguros, impuestos y tener los mismos requisitos que los demás taxis.
Costa Rica debe dar un paso hacia delante en materia de transporte de personas con un servicio eficiente, limpio y de calidad, si ello implica nuevas modalidades con las posibilidades que abren las nuevas tecnologías, vamos hacia delante siempre y cuando haya reglas claras.
Todo esto va a impactar de manera positiva al usuario e incluso al país, porque eleva nuestra competitividad. El diálogo es importante, pero sobre todo tomar decisiones en torno al establecimiento de reglas claras para las distintas modalidades de transporte de personas. El Presidente debió tomar decisiones.

Edgardo Araya

Candidato
Frente Amplio

Hoy día, de acuerdo con la legalidad vigente, Uber es una actividad ilegal. Sin embargo, creo que este es un tema que debe debatir la Asamblea Legislativa, ya que Uber es una realidad que llegó al país para quedarse, tratar de ignorar lo que está sucediendo, es ir contra la lógica, es como oponerse a los correos electrónicos.
Ahora bien, hay que pensar: ¿Cuál sería la relación de Uber con los taxistas? También habría que pensar en las relaciones laborales de Uber con las personas, la Caja y los impuestos.
No podemos meter la cabeza por debajo de la mesa; lo mejor para el país es conversar y buscar una legislación adecuada, eso sí, salvaguardando algunos derechos.

Juan Diego Castro

Candidato
Integración Nacional

Para que Uber opere en el país debe ser legal. Debe estar regulado. Debe existir igualdad de competencia con los taxistas formales, uno de los pilares fundamentales del Gobierno de Reconstrucción Nacional es la verdadera competencia, que ningún sector saque ventaja y que el beneficiado sea el usuario, respetando el ordenamiento jurídico.
Este es un asunto legislativo y para que los conductores no sufran las situaciones violentas que hemos visto, son los diputados quienes tienen que modificar las leyes; si los partidos políticos y el gobierno actual así lo desean. Son ellos los responsables de lo que hoy sucede.
El gobierno de Luis Guillermo Solís debió plantearlo a la Asamblea Legislativa y proponer las reformas normativas pertinentes.

Otto Guevara

Precandidato
Movimiento Libertario

A partir del 8 de mayo de 2018, le pediré al ministro del MOPT que elabore un reglamento para que se detallen las condiciones bajo las cuales se les dará un permiso especial a todas las personas que estén utilizando plataformas tecnológicas para ofrecer un servicio como Uber. Esto lo haré basado en la misma ley, que establece la posibilidad de que se den permisos especiales para busetas, turismo, trabajadores y escolares.
Asimismo, lo hará sin límite y acabará la persecución a las personas dedicadas al transporte de personas.
Cuanto mayor competencia haya entre los oferentes de un servicio, más beneficio para el usuario.
La idea es que las reglas del juego sean similares para todos.

 

Ver comentarios