Candidatos proponen sectorización y cobro electrónico en buses
Unos 5 mil buses de transporte público circulan diariamente por todas las carreteras del país, generando grandes presas. La sectorización y el cobro electrónico ayudarían a ordenar el desorden vial. Gerson Vargas/La República
Enviar

RESUMEN EJECUTIVO


La sectorización y el cobro electrónico son las principales soluciones que plantean los candidatos presidenciales para arreglar el caos vial y los atrasos que generan los autobuses.

Para impulsar estos y otros proyectos, sería necesario minimizar la participación de los autobuseros en la toma de decisiones sobre rutas y precios, al reformar la composición del Consejo de Transporte Público (CTP), como advierten algunos de los aspirantes.

Además, aunque no hay claridad sobre la forma de hacerlo, la mayoría de los candidatos apoyan el concepto de un tren urbano.

Mientras tanto, siguen varias denuncias al sistema actual, incluido el supuesto cobro excesivo a los pasajeros por un sector poco regulado, mientras varias empresas aseguran que no se toman en consideración varios gastos reales.

 

La sectorización con megaterminales para que los buses no ingresen al centro de la ciudad, es una de las principales soluciones que plantean los candidatos presidenciales para arreglar el caos vial y los atrasos que generan.

Otra propuesta tiene que ver con la implementación de un sistema de cobro electrónico operado por un ente independiente, de modo que se evite la fijación de una tarifa excesiva, al contar con datos objetivos sobre la demanda en cada ruta.

En primera instancia, no existen datos objetivos sobre la verdadera demanda del servicio, ya que los autobuseros son los que entregan esa información a la Aresep para que se fijen las tarifas.

Un sistema de cobro electrónico que entregue la información —en tiempo real— a la Aresep sería vital para transparentar esta información.

Por otra parte, el sistema vigente permite que el CTP —en donde tienen representación los autobuseros— valide la compra de unidades a los empresarios, quienes pueden escoger buses grandes y caros para las rutas que operan, inflando de manera artificial la tarifa que cobran al usuario.

Paralelamente, los empresarios logran una doble ganancia con la compra y venta de sus buses, ya que el sistema les permite recuperar la inversión de las nuevas unidades, al cabo de siete años, cuando la Aresep incluyó en la tarifa un monto por depreciación. Después de ese lapso, las venderían a buen precio.

Para impulsar estos y otros planes, sería necesario minimizar la participación que tienen los autobuseros en la toma de decisiones sobre rutas y precios, al reformar la composición del Consejo de Transporte Público, como advierten algunos de los aspirantes.

Reformar el sistema de buses se convirtió en un tema importante de campaña, ya que su desordenado sistema contribuye a la pérdida de tiempo y dinero, tanto para empresas como para trabajadores y otros ciudadanos, valorada a más de $500 millones al año, de acuerdo con el Estado de la Nación.

Entretanto, la duplicación de varias rutas a menudo llena las calles urbanas, como es el caso del Paseo Colón, donde 72 líneas de autobuses producen el embotellamiento en horas pico.

El tema de los buses se puso sobe la mesa de discusión una vez más esta semana, debido a la suspensión unilateral del servicio en las comunidades de La Peregrina, La Carpio, León XIII, Barrio México y Barrio La Cruz, entre otros lugares, por parte de las empresas Biusa y Transportes Guilial.

Los autobuseros por su lado cuestionan la implementación de un nuevo modelo tarifario aplicado por la Aresep, el cual los deja operando en números rojos, de acuerdo con Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transportes.

“La Aresep tampoco está contemplando otra serie de gastos de mantenimiento de las líneas de buses para calcular las tarifas, incluido el pago de personal, filtros y otros utensilios, que nos está llevando a una verdadera situación de alarma y deficiencia en la operatividad”, dijo Bolaños.

No obstante, la misma Aresep ha señalado que el sistema utilizado por años tiene una serie de distorsiones a favor de los autobuseros, que no solo aumentarían el costo de los pasajes, sino que también incrementarían el número de unidades que circulan en la capital.

Un tren urbano sería otra solución a los problemas del transporte urbano; sin embargo, no hay claridad en cuanto a qué tipo sería el preferido, incluso varios candidatos están proponiendo opciones que implicarían un alto subsidio de parte del Estado para financiarse.

 

 


Soluciones de los candidatos


La movilidad urbana tiene como uno de sus principales problemas, el desordenado sistema de autobuses.

Carlos Alvarado

Precandidato
Acción Ciudadana

Este gobierno dejó en estado de prefactibilidad el tren urbano metropolitano que propuso Guillermo Santana, el cual reduciría a un 1% las expropiaciones, mientras que al ser un viaducto, se puede hacer a doble vía, se eliminan accidentes con autos y buses. Este proyecto iría desde Cartago hasta Alajuela.
El otro gran proyecto es la sectorización, que no es un problema ingenieril, sino político. En este caso, lo primero que debe estar es el interés del ciudadano y a partir de ahí desarrollar un diálogo.

Antonio Álvarez

Candidato
Liberación Nacional

Tuvimos un taller sobre infraestructura donde planteamos toda nuestra posición sobre el tren eléctrico de pasajeros en el Área Metropolitana; la coordinación con la Municipalidad de San José para el tranvía, los pasos a nivel, la ampliación de la ruta 27, acelerar la ruta 32 y diferentes medidas más pequeñas pero efectivas en materia de infraestructura.
La sectorización, el cobro electrónico serían parte de este paquete. Pretendemos eliminar el requisito de viabilidad ambiental en algunos casos, con el objetivo de hacer más eficiente la inversión en infraestructura y enfrentar algunos de los cuellos de botella que tiene el país.

Edgardo Araya

Candidato
Frente Amplio

La gente espera un cambio en la forma de hacer política en este país y para ser consecuentes con eso, no podemos andar inventando cuentos.
El tema de las presas y el sistema de buses no lo va a resolver el próximo presidente, se requiere un trabajo integral, que incluya a diputados y sectores.
Tenemos que entrarle en serio al tema del transporte público. No es posible que este Congreso haya aprobado un proyecto de ley para fortalecer el Incofer, y no le dimos nada de plata.
Creo en el reordenamiento del CTP, creo en la sectorización y en un sistema de buses que garantice un buen servicio, a un buen precio.

Otto Guevara

Precandidato
Movimiento Libertario

Cambiaría la forma como hoy opera el CTP, sacando a autobuseros y taxistas del Consejo y dejando un solo director que sea nombrado por el presidente.
Le metería el acelerador a la sectorización para todos las líneas de buses que ingresen a San José. No es posible mantener este sistema, en donde buses de todo el país ingresan al casco metropolitano.
Por otra parte, hay que poner en funcionamiento un tren eficiente, elevado. Asimismo, hay que aplicar la ley para sacar de circulación a los vehículos mal parqueados.

Sergio Mena

Candidato
Nueva Generación

Hay que poner en funcionamiento un tren de movilidad urbana, con pasos a desnivel en algunos sitios, con el objetivo de descongestionar las carreteras. Este servicio de tren conectaría con las paradas de buses y así hacerlo intermodal.
No quiero que los buses entren a la Gran Área Metropolitana, con grandes paradas en el norte, sur, este y oeste.
Creo que podemos conseguir cooperación privada, invertir algo de dinero del Gobierno e invitar al sector privado.
Por otra parte, creemos en la ciclovías, pero no en todo lado.

Rodolfo Piza

Candidato
Unidad Social Cristiana

Lo primero es priorizar y no buscar parches que más bien atentan contra el objetivo final.
Tenemos planeada la construcción de un metro, cuya primera línea sería de unos nueve kilómetros entre Goicoechea y San José, el cual estaría integrado con el tren y las líneas de buses. Pienso que es fundamental la sectorización.
Lo segundo es atender los cuellos de botella. Calculamos que al intervenir unos 100 puntos en la ciudad de forma inmediata, se ganará mucho tiempo y dinero perdido en presas y calidad de vida.
Por otra parte, no podemos descartar los fideicomisos o concesiones.


WÉLMER RAMOS

Precandidato
PAC
El sistema de transporte público en Costa Rica se ha convertido en una problemática incontrolable en Costa Rica.
Existen algunos elementos que deben trabajarse para que podamos llegar a tener ciudades más seguras y limpias:
Sectorización, la sectorización es establecer conexiones alternas de las líneas autobuseras con el objetivo de ir ordenando el transporte público de manera que lo que tenga que llegar  a los centros de las ciudades sean los necesarios.
Modernización del transporte Público, con lo cual se debe iniciar una campaña para promover el uso del mismo, e ir logrando que las personas dejen el vehículo en la casa. Pero que el sistema sea efectivo y puedan ahorrar tiempo en traslados.
Ordenamiento territorial, coordina con los gobiernos locales para hacer un trabajo de ordenamiento territorial efectivo y q sea ejecutado en el corto y mediano plazo. Eso implica que la aprobación de los mismos de parte del gobierno sea prioritaria.

 

 

 


Alto costo


El desordenado sistema de los buses de la Gran Área Metropolitana contribuye a la pérdida de tiempo y dinero, con un alto costo tanto para empresas como para trabajadores y otros ciudadanos, de acuerdo con el Estado de la Nación.

Más de $500 millones

Costo anual

 

Ver comentarios