Tren urbano mejoraría calidad de vida
Enviar

Todavía no hay un plan estatal definido para un tren ligero urbano; sin embargo, con base en los estudios ya hechos, es posible diseñar un proyecto que ahorraría unos 50 millones de horas laborales al año, a la vez que incrementa la productividad nacional.

Se trata de un tren-tram eléctrico, que aprovecha el hecho de que el costo normalmente más alto de tal proyecto —el terreno necesario para la vía— ya está resuelto, por ser propiedad del Estado.

Con un sistema de rieles en ambos sentidos —para el cual la vía es suficientemente ancha—, así como los pasos a desnivel y los controles en los cruces, se lograría un traslado desde Cartago hasta El Coyol de Alajuela en unos 60 minutos.

Suponiendo unos 200 mil pasajeros diarios, el proyecto mejoraría la calidad de vida de los trabajadores, al ahorrar unas 50 millones de horas anuales, a la vez que genera oportunidades de crecimiento en sectores comerciales aledaños a la vía.

En las siguientes secciones de este informe, República Media Group presenta varios elementos de un plan para el tren-tram metropolitano, tomando en cuenta algunos estudios tanto nacionales como de otros países.

Proyecto viable

El plan abarcaría las principales ciudades del GAM, a la vez que reduciría bastante la inversión, al aprovechar la vía existente.

Lo que es
El tren-tram es un tren ligero, parecido a los que están en operación en más de 100 ciudades a nivel mundial.

Se trataría de dos o tres vagones, dependiendo de la demanda durante las horas de operación.

Vía
El activo más valioso ya existe, se trata de las vías entre Cartago, Belén, Heredia, Alajuela y El Coyol, con el ancho necesario para hacer operar el tren en ambos sentidos en más del 90% de su extensión.

La vía contaría con un lazo circular de un sentido entre Belén y la Estación del Atlántico, aprovechando las calles actuales, de modo que conecte buena parte de las áreas con grandes poblaciones laborales.

Estaciones
Habría entre 15 y 20

Impulsación
El proyecto será un 100% eléctrico, así que no contaminaría.

Tiempo
El tren-tram ahorraría unos 50 millones de horas al año, proyectando en promedio una hora al día entre semana por usuario, con unos 200 mil pasajeros diarios.

La velocidad promedio del tren-tram sería mayor al sistema actual, en parte por el doble sentido, y en parte por la reducción en los choques, tras la construcción de varios pasos a desnivel, así como un sistema adecuado de controles en los demás cruces.

Acceso
La vía pasa a menos de 500 metros de unos 100 centros altamente poblados, incluidos universidades, hospitales, zonas francas, malls, oficentros e instituciones públicas.

Varias de las estaciones serían nudos para el desarrollo multiuso, que combina residencias, oficinas y comercio, así como parqueos tanto para inquilinos como para usuarios del tren-tram.

El aeropuerto Juan Santamaría estaría a tan solo 800 metros de la estación de Alajuela, que de esta forma además contemplaría un centro hotelero y turístico.

Financiamiento
Se trata de una inversión de unos $600 millones, lo que permitiría una tarifa razonable, adicional a un subsidio modesto, recuperado por la eficiencia que el proyecto genere.

Del valor total, unos $400 millones se invertirían en la parte constructiva, en tanto unos $200 millones serían para el equipo rodante.

Operador
Con la vía ya ampliada y electrificada, y con las estaciones construidas, el tren-tram podría ser operado por el sector público o mediante concesión a una empresa especializada.

Apuesta a los tram en el mundo

El tren-tram mejoraría la calidad de vida de miles de trabajadores, a la vez que reduce las presas y aumenta la productividad nacional, tal como sucede en más de 100 ciudades del mundo, incluidas las siguientes:

201702201852460.03-haya.jpg

La Haya, Países Bajos
La red de 105 kilómetros de carriles y más de 200 estaciones, que incluye 12 líneas urbanas, es operada por HTM Personenvervoer, en colaboración con RET, la empresa de transporte público de Róterdam.

El tipo de equipo rodante es el Regio-Citadis, fabricado por la francesa Alstom, y cuenta con tres secciones de una longitud de 20 metros, una capacidad de 140 pasajeros, y una velocidad máxima de 100 km/h.

Como forma de pago utiliza el “OV Chipkaart”, una tarjeta electrónica que puede ser recargada con saldo o de uso único.


 

201702201852460.02-medellin.jpg

Medellín, Colombia
El sistema de tranvías Translohr, fabricado por un consorcio entre el fabricante Alstom y un fondo de inversión, ambos franceses, empezó operaciones el año pasado.

La línea, que mide 4 kilómetros y recorre un total de nueve estaciones, puede escalar las colinas hasta con una inclinación del 13%, al utilizar los neumáticos de caucho.

El ingreso se realiza con la Tarjeta Cívica, un título electrónico recargable, que utiliza el sistema RFID (siglas de Radio Frequency IDentification) o tarjeta inteligente sin contacto.


 

201702201852000.01-budai.jpg

Dubái, Emiratos Árabes Unidos
El tranvía de 11 kilómetros y 11 estaciones, inaugurado en 2014, es operado por el británico Serco Group bajo contrato con la autoridad de transporte de Dubái, utilizando el equipo rodante Alstom Citadis 402, de hasta siete módulos.

Los pasajeros tienen acceso al sistema mediante una tarjeta Nol, escaneándola en las puertas del andén.

Luis Guillermo Solís espera inversiones de Emiratos Árabes Unidos, tras el anuncio el mes pasado de la apertura de una embajada costarricense en Abu Dabi, la capital.

Dubái es la ciudad más grande de Emiratos.

 



Facilitando la movilidad

El trayecto atravesaría zonas urbanas e interurbanas en pasos a nivel. Su primera fase de construcción comprendería el tramo entre la Basílica de Cartago y El Coyol de Alajuela, y en su segunda fase, el sector entre la Estación al Pacífico y Belén

201702201852460.530-mapa.jpg

Ver comentarios