Canciller deberá dar explicaciones ante el Congreso por abandono de recinto de la ONU
Manuel González, canciller de la República. Archivo/La República.
Enviar

Molestos con la diplomacia nacional, los diputados de oposición aprobaron esta tarde una moción para que Manuel González, canciller de la República, explique el por qué la delegación de Costa Rica abandonó el recinto de la ONU, en momentos en que el mandatario brasileño Michel Temer daba su discurso hoy, lo cual, fue interpretado como un reclamo diplomático.

La moción contó con el respaldo de Liberación, la Unidad Social Cristiana, el Movimiento Libertario y otros partidos emergentes, mientras que fue rechazada por el oficialista PAC y el Frente Amplio.

“El máximo representante de la diplomacia costarricense debe dar explicaciones de lo que sucedió hoy. Llama la atención porque nuestro embajador y nuestro gobierno, no hace referencia de lo sucedido en Venezuela, ni tampoco cuando los diputados de oposición de Nicaragua fueron destituidos”, dijo Luis Vásquez, diputado del PUSC.

Para el legislador rojiazul, la salida del Presidente Luis Guillermo Solís y la delegación nacional en momentos en que daba su discurso el mandatario brasileño Michel Temer, se interpretó como una medida de protesta por la desituciónde Dilma Rousseff.

En ese sentido, agregó que la postura de Costa Rica se interpretó como un apoyo a los gobiernos de Nicaragua, Venezuela y Cubra, entre otros, que también dejaron el recinto de la ONU.

“Los actos del Presidente Solís no representan las normas que han caracterizado la política exterior de Costa Rica. Brasil siguió un proceso establecido en su Constitución Política, y respetuosos de su ordenamiento interno, debemos abstenernos de manifestaciones fuera de lugar y que contradicen nuestra costumbre diplomática. Cuando Costa Rica se ha pronunciado ha sido apegándose estrictamente a la legislación y al Derecho Internacional”, indicó Maureen Clarke, jefa de la fracción liberacionista.

Mientras tanto, el canciller González aseveró en su muro de facebook, que todo se debe a una mal interpretación.

“Durante todo el proceso de destitución de la ex Presidenta Rousseff, Costa Rica se mantuvo con una posición discreta, entendiendo que es un proceso constitucional interno. Interpretar que el desinterés del Presidente en oír un discurso convierte a Costa Rica en un país del Alba, es de las cosas más infundadas y absurdas que he escuchado últimamente y, les aseguro que he oído muchas. El tema de los países del Alba, grupo al que no pertenecemos ni tenemos interés en pertenecer, es totalmente extraño a cualquier motivación considerada por Costa Rica”, concluyó González.


Ver comentarios