Canadá no aceptará cualquier acuerdo en conversaciones de TLCAN
La primera ronda de conversaciones comienza esta semana, con representantes de los tres países reunidos en Washington. Bloomberg/ La República
Enviar

La ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, estableció los objetivos básicos de Canadá para las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que comienzan esta semana y señaló que el país no aceptará "cualquier acuerdo".

Hablando en Ottawa, Freeland dijo que espera que las tres partes, Estados Unidos, Canadá y México, puedan mantener lo que es bueno sobre el actual acuerdo, mientras que utilicen las negociaciones para modernizar el pacto. Entre los seis objetivos principales de Canadá está el deseo de hacer que el TLCAN sea más moderno para capitalizar una revolución digital y hacerla "más progresiva" a través de una mayor protección de la mano de obra y el medio ambiente.

"Puede haber algunos momentos dramáticos por delante, sin embargo, estoy profundamente optimista sobre el resultado final", dijo Freeland en la Universidad de Ottawa.

La primera ronda de conversaciones comienza esta semana, con representantes de los tres países reunidos en Washington. El presidente Donald Trump ha amenazado con retirarse del TLCAN si México y Canadá no están de acuerdo con términos más favorables para EE.UU.

Freeland indicó que también podría haber algunos disyuntores para Canadá, particularmente en torno al mecanismo de solución de controversias para casos de derechos antidumping y compensatorios.

"Vamos a llegar a la mesa con buena voluntad, y la capacidad característica de Canadá y la voluntad de buscar el compromiso y encontrar soluciones en que todos ganen, pero estamos comprometidos con un buen acuerdo, no cualquier acuerdo. Ese será nuestro mínimo aceptable, dijo Freeland.

Es la lista más detallada de objetivos que ha presentado el país para revisar el acuerdo que Freeland calificó de una "historia de éxito extraordinario". Dijo que la economía de Canadá es un 2,5% más grande cada año que lo que sería gracias al TLCAN.

El primer ministro Justin Trudeau ha hecho de las conversaciones sobre el TLCAN una de sus principales prioridades y ha enviado a ministros y líderes provinciales a decenas de viajes a Washington y las capitales de los estados para crear apoyo para la parte canadiense. Su entusiasmo por el comercio contrasta con los movimientos en otros países, incluidos EE.UU. y el Reino Unido, para intensificar las medidas proteccionistas.

Freeland reiteró su mensaje de que la relación comercial entre los dos países es equilibrada, y Canadá es el principal mercado de exportación para la mayoría de los estados. El comercio bilateral el año pasado totalizó $635 mil millones en bienes y servicios y EE.UU. tenía un superávit de $8.100 millones, dijo Freeland.

Otros objetivos de Canadá incluyen "reformar el proceso de Solución de Controversias entre Inversionistas y Estados, para asegurar que los gobiernos tengan un derecho inexpugnable a regular en el interés público", y permitir un desplazamiento más libre de trabajadores profesionales.

El "interés nacional" de Canadá incluye la protección de la industria cultural de la nación y el sistema de "gestión de la oferta" de la industria láctea. Después del discurso, Freeland dijo que EE.UU. ya tiene una ventaja de cinco a uno en el comercio de productos lácteos con Canadá y también protege a sus agricultores del libre comercio.

Ver comentarios