Logo La República

Sábado, 19 de octubre de 2019



NACIONALES


El objetivo es que las leyes se aprueben en seis meses, en vez de año y medio

Cambios al reglamento legislativo deben ser antes de que soplen vientos electorales

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 23 noviembre, 2018

Carlos
La reforma al reglamento legislativo es importante, para enfrentar los retos que tiene Costa Rica, para evitar el filibusterismo”, dijo Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción del PLN. Esteban Monge/La República



Si los diputados desean aprobar una reforma al reglamento legislativo para hacer más ágil la toma de decisiones, deben actuar antes de que soplen los vientos electores, coinciden varios diputados.

Ya que al iniciar el otro año, se tendrán a la vista las elecciones municipales de febrero de 2020 y con ello, el ambiente político en Cuesta de Moras se tornaría más confrontativo y difícil para cualquier cambio.

La propuesta, con 23 reformas que fue dada a conocer la semana pasada, pretende establecer un plazo máximo de 60 días para un proyecto en comisión, además, de la reducción de los tiempos de debate en el plenario.

Para ello, se limitaría el uso de la palabra a los legisladores a la hora de debatir las mociones y así evitar el obstruccionismo parlamentario.

Lea más: Abogados dominan curules en nueva Asamblea Legislativa

La idea de los simpatizantes del proyecto, es que la aprobación de las leyes se logre en unos seis meses aproximadamente, en vez de un año y medio que se dura en promedio.

“No podemos perder el rumbo, sé que las tentaciones son fuertes y que cada partido tendrá presiones sociales e incluso electorales más adelante. La reforma al reglamento legislativo es importante, para enfrentar los retos que tiene Costa Rica, para evitar el filibusterismo”, dijo Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción del PLN.

La propuesta de reforma integral al reglamento contaría con el respaldo del PAC, el PUSC, el PIN y Restauración Nacional, además de los verdiblancos.

El debate en torno a este tema no es nuevo, ya que desde hace más de diez años varios partidos vienen luchando por hacer más ágil la toma de decisiones en el Congreso.

Pero los partidos pequeños, e incluso la bancada oficialista del PAC, se han opuesto en otros momentos.

Lea más: Nueva Asamblea Legislativa “tendría” una visión más joven

“Con gran responsabilidad hemos asumido nuestras funciones en la Asamblea Legislativa. Desde hace muchos años se viene hablando de la urgencia de reformar el reglamento para hacer más eficiente el trabajo legislativo, por lo cual agradezco a todas los diputados que apoyan este proyecto, el cual es una deuda con Costa Rica y con el cual demostramos nuestro compromiso de seguir consolidando la democracia”, dijo Carolina Hidalgo, presidenta de la Asamblea Legislativa.

En el pasado, el reglamento legislativo ha sido usado para evitar la aprobación de proyectos de nuevos impuestos, de derechos humanos y hasta tratados comerciales.

La extinta bancada del Movimiento Libertario evitó durante más de 15 años un paquete tributario, haciendo que sus diputados hablaran por horas.

El hecho de que dicho cuerpo normativo se redactara hace 50 años, en momentos en que Costa Rica tenía dos bancadas numerosas, hace que hoy día no se ajuste a la realidad.

El multipartidismo que se instauró desde 2002, ha hecho que sea más complicada la toma de decisiones. En este momento, hay ocho partidos en el Congreso, si se considera el bloque de Nueva República, que se separó de Restauración Nacional.

“Apoyamos la reforma reglamentaria porque nuestra fracción ha pretendido ejercer una oposición responsable y consideramos que hay una serie de plazos y trámites que se requiere sean ajustados para agilizar la toma de decisiones. El país demanda transparencia y celeridad en las votaciones; por ello es importante que nos autorregulemos para que los procesos sean más rápidos a efectos de propiciar mayores niveles de gobernabilidad”, agregó Carlos Avendaño, jefe de fracción de Restauración Nacional.

La reforma al reglamento fue una promesa hecha por varios partidos en campaña política, incluidos Liberación, PUSC y Restauración.

Agilidad

Para aprobar más rápido las leyes, se ha propuesto una reforma al reglamento legislativo.

-Proyectos deben ser dictaminados en 60 días. Se puede dar solo una prórroga

-En caso de que un proyecto no se dictamine en el plazo otorgado, se archiva automáticamente

-Para asuntos no regulados, cada diputado tendrá como máximo diez minutos para hablar y no 30

-Para primer debate, las mociones se discutirán solo cinco minutos y no 15

-En caso de ser mociones de fondo, el tiempo máximo será 15 minutos por diputado y no 30

-El uso de la palabra por el fondo se reduce a diez minutos

Fuente: Proyecto de ley





NOTAS RELACIONADAS






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.